Tristan Garel-Jones, un galés que estrechó puentes entre España, Europa y América Latina

Tristan Garel-Jones. / Mundiario
Tristan Garel-Jones. / Mundiario
Falleció en Candeleda a los 79 años. Fue el primer presidente de la Fundación Euroamérica, entre 1999 y 2004, así como diputado y ministro.
Tristan Garel-Jones, un galés que estrechó puentes entre España, Europa y América Latina

Me hubiese gustado haberle conocido antes. Fue a poco de crearse la Fundación Euroamérica que nos encontramos por primera vez en Madrid. Tristan Garel-Jones la había puesto en marcha con Flora Peña, alma mater de las conferencias de The Economist, con el ex ministro de Hacienda Carlos Solchaga y con algunos amigos más. Me llamó la atención lo bien que hablaba el español, hasta que me enteré que estaba casado con Catalina Garrigues Carnicer, que pasaba mucho tiempo en su finca de Candeleda, y que era un aficionado y defensor de los toros. Me llamó la atención lo bien que conocía Europa y América Latina, hasta que me enteré que no solo había sido miembro del Parlamento del Reino Unido entre 1979 y 1997, sino también ministro de Estado de Asuntos Exteriores Europeos y América Latina entre 1990 y 1993, con John Mayor como primer ministro. No era de extrañar pues que mantuviera vínculos estrechos a ambos lados del Atlántico y que muchas empresas buscaran su consejo, tanto en Europa como en España, entre ellas Iberia, Acciona y Vodafone.

Me hubiese gustado haberle tratado más. Fue el primer presidente de la Fundación Euroamérica, entre 1999 y 2004. Su carácter humilde y jovial, su facilidad de entablar relaciones humanas, el optimismo que transmitía lo hacían simpático y entrañable desde el primer momento que te cruzabas con él. Era, como muchos británicos, un excelente orador. Lo que decía y escribía tenía fondo. En el libro editado por la Fundación cuando cumplió 10 años, un párrafo de la contribución de Tristan Garel-Jones describía muy bien su modo de pensar: “Vivimos en un mundo e en que el inglés es la lengua franca global. Y detrás de la lengua todo el bagaje cultural que conlleva. ¡Como inglés a mí no me molesta! Pero no quiero vivir en un mundo que se mueve hacia una cultura homogénea. El contrapeso y el complemento natural a esa tendencia son la lengua española…y la cultura de América Latina”.  

Nos vimos en muchos actos de la Fundación, en España y América Latina. Me encantaba su humor: Una vez, en un viaje creo a Panamá, empezamos a hablar sobre música clásica, hasta que él cortó por lo seco: “Para mí, la música de verdad comienza con los Beatles”. Sus intervenciones empezaban siempre con algún chiste, alguna anécdota o algún recuerdo que relajaba a su audiencia. Aunque en los últimos años problemas de salud le impidieron asistir más a menudo a nuestros eventos, cuando le llamaba nuestra directora general Luisa Peña, hermana de Flora, para pedirle ayuda, le daba buenos consejos, le abría puertas y le trasmitía ánimos. En el libro que editó la Fundación por motivos de su XX Aniversario, Tristan Garel-Jones enumeraba los desafíos de la Fundación para los próximos 20 años: ” Primero, subrayar dentro de la Unión…la importante contribución que América Latina podría y debería tener en las conversaciones sobre temas que necesitan soluciones globales, por ejemplo el control climatológico…En segundo lugar la Fundación debe hacer todo lo posible…por apoyar cualquier iniciativa, como por ejemplo la Alianza del Pacífico, que podría abrir la puerta para que en el futuro  este gran continente pueda contribuir con una voz única en las conversaciones globales de alto nivel”.

Así era en mi memoria William Armand Thomas Tristan Garel-Jones, Lord Garel-Jones, nacido el 28 de febrero de 1941 en Gorseinon y fallecido el 23 de marzo de 2020 en Candeleda: un gran galés enamorado de España, Europa y América Latina y un gran baluarte de la Fundación Euroamérica. En su nombre y en el mío: Descansa en paz, querido amigo Tristan. @mundiario

Tristan Garel-Jones, un galés que estrechó puentes entre España, Europa y América Latina
Comentarios