Buscar

MUNDIARIO

Trillo habría sido el responsable por la contratación del vuelo del Yak-42

Una carta enviada a un alto mando del Ejército reveló que el exministro de Defensa mintió en su declaración escrita ante el juez del caso en 2008.

Trillo habría sido el responsable por la contratación del vuelo del Yak-42
Federico Trillo (primer plano).
Federico Trillo (primer plano).

Eldiario.es ha revelado que Federico Trillo era el encargado de dar la orden de contratación de vuelos como el del malogrado Yak-42. De acuerdo a una carta recibida en los despachos del Estado Mayor Conjunto de la Defensa (EMACON), Sebastián Zaragoza Soto, a la sazón jefe del Estado Mayor de la Armada, se confirma la acusación del diario. El documento especifica que Trillo tenía la última palabra al momento de contratar aquel tipo de vuelos. "En algunos casos teníamos que esperar a que el JEMAD recibiera la autorización del ministro para concretar los detalles finales de algunos vuelos", reza la carta.

La filtración hecha por eldiario.es deja en una encrucijada a Trillo, quien desde la tragedia ha vivido desmarcándose de las acusaciones que ha recibido por ser supuestamente el principal responsable del accidente, que cobró la vida de 62 oficiales españoles.

El responsable de haber enviado la carta en cuestión carga directamente contra el exjefe de Defensa por haber culpado a las víctimas por su propia muerte. "Parece que solo se achaca la responsabilidad a las fuerzas armadas", prosigue el texto. La carta recuerda también las palabras que dijo Trillo frente al Parlamento el 29 de junio de 2005, en las que acusó a los militares de haberlo dejado solo a su suerte cuando se abrió el caso. "Considero que son dañinas para la institución militar y dolorosas para quienes fuimos leales subordinados", describe el remitente.

El hecho de que la carta haya partido de las oficinas de la EMACON a la de Zaragoza Soto revela que en los altos mandos del Ejército están convencidos del grado de involucramiento de Trillo en el asunto en su calidad del último eslabón de la cadena de mando para la contratación de vuelos. Al ser el ministro el que autorizaba o denegaba solicitudes de este tipo, las mismas llevaban intrínseca un cierto grado de improvisación.

El aquel entonces presidente, José María Aznar, había limitado el presupuesto para los gastos de viajes para el desplazamiento de tropas y en su momento admitió sentirse muy perjudicado por la "sensibilidad política" que despertaba en España y el mundo el conflicto en Irak, según describe la comitiva. El siniestro aconteció en mayo de 2003, justo unos meses después de que varios españoles habían protestado por la participación de su ejército en aquella guerra.

"Únicamente podíamos programar dos aviones/mes por limitaciones presupuestarias. La justificación que nos daban desde el propio ministerio era que el fondo de contingencia estaba condicionado por otros gastos como el Prestige, inundaciones y los derivados de otras operaciones como Afganistán, Índico y Balcanes", prosigue el texto. La contratación del avión si bien no viciada, puede que sí haya sido hecha sin tomar en cuenta todas las consideraciones pertinentes o "exceso de confianza", como describe el redactor de la carta.

La carta en la que basa eldiario.es su acusación fue incluido en el expediente de la causa que abrió en su momento la Audiencia Nacional para esclarecer quiénes fueron los responsables de contratar el vuelo en cuestión. El magistrado encargado de dicha causa, Fernando Grande-Marlasca, cerró la instrucción debido al "sobreesimiento libre" de quienes fueron imputados por la misma.

El juez facilitó a Trillo la opción de brindar su declaración por escrito. El exfuncionario manifestó que la contratación del vuelo fue autorizada por el EMACON, desmarcándose él de su responsabilidad. De acuerdo a la carta, el extitular de Defensa no aceptó en ningún momento que las contrataciones de vuelos pasaban por su palabra. @hmorales_gt