Buscar

MUNDIARIO

La trama del testaferro de Maduro con empresarios mexicanos para burlar el cerco de EE UU

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos confirma que con ese contrato se han despachado más de 30 millones de barriles de crudo, una operación que viola las sanciones estadounidenses sobre Venezuela.
La trama del testaferro de Maduro con empresarios mexicanos para burlar el cerco de EE UU
Nicolás Maduro y Alex Saab./ Mundiario
Nicolás Maduro y Alex Saab./ Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Alex Saab, testaferro del régimen de Nicolás Maduro, armó una trama con unos empresarios mexicanos que le permitió saltar las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Alex Saab y el mexicano Joaquín Leal, bajo el pretexto de una supuesta ayuda humanitaria estableció el acuerdo venezolano-mexicano, entre  la empresa mexicana, Libre Abordo, y la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex), según una investigación de El País y Armando Info. El asunto iba destinado a canjear petróleo venezolano por maíz y camiones cisternas para agua potable procedentes de México, con un contrato estimado en 200 millones de euros.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, encargado de llevar las averiguaciones, confirma que con ese contrato se han despachado más de 30 millones de barriles de crudo, una operación que viola las sanciones estadounidenses sobre Venezuela. En el sistema evitaban el uso de dinero para eludir las sanciones, disfrazado de ayuda humanitaria.

Desde México, las autoridades también han puesto el foco en el esquema ante la falta de claridad de los contratos. El colombiano Alex Saab, que fue detenido el pasado 13 de junio en Cabo Verde tras la activación de una alerta roja de Interpol y Washington a la espera de su extradición, es catalogado como uno de los principales testaferros de Nicolás Maduro.

Por otra parte, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó en junio pasado a tres ciudadanos mexicanos y a ocho empresas vinculados con la trama por violar las sanciones impuestas a Venezuela. Joaquín Leal, de 28 años; Verónica Esparza, de 47 y su hija Olga María Zepeda Esparza, de 24, fueron pasados a la llamada lista negra de la Oficina de Activos Extranjeros (OFAC) por realizar transacciones con la paraestatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) desde 2019 hasta la primera mitad de este año.

En el primer acuerdo, Libre Abordo se comprometía a enviar 1.000 camiones cisternas valorados en 139.323.656 euros, casi 140.000 euros por cada uno. Cuatro días después, Libre Abordo y Corpovex firmaban otro acuerdo con el que se comprometían a enviar 200.000 toneladas de maíz blanco por valor de 56.193.900, esto es, 280,9 euros cada tonelada.

Ambos convenios, fueron firmados por Olga María Zepeda Esparza, por parte de Libre Abordo, y Wilfredo Celestino Marín Meza, director ejecutivo de Corpovex. 

En marzo de este año Libre Abordo reconocía haber recibido, al menos, 14,3 millones de barriles de petróleo venezolano. Dos meses después, el 31 de mayo, Libre Abordo anunció la bancarrota y pérdidas por 90 millones de dólares, cuando ya Estados Unidos había informado que hasta el FBI investigaba el negocio.  El 8 de abril de este año desembarcaron en el puerto de La Guaira, 299 unidades cisterna y 10 semitráiler, valoradas en 18,7 millones de euros.  El 20 de abril se descargaron en ese mismo puerto 222 semitráiler cisterna, un tractor camión, 20 camiones tanques cisterna y un tractor. Apenas la mitad de lo acordado. De momento los funcionarios del régimen chavista han eludido las consultas realizadas por los periodistas que avanzan en la investigación. @mundiario