Torres afirma que nunca ordenó contratar a ninguna empresa en la pandemia

Ángel Víctor Torres, ministro de Política Territorial. / Congreso de los Diputados
Ángel Víctor Torres, ministro de Política Territorial. / Congreso de los Diputados
El expresidente de Canarias y ahora ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, admitió que conocía a Koldo García, pero se desvincula de las adjudicaciones bajo sospecha.
Torres afirma que nunca ordenó contratar a ninguna empresa en la pandemia

En el Congreso de los Diputados, la comisión parlamentaria de investigación sobre los contratos de mascarillas continúa recibiendo testimonios de diversos cargos y exfuncionarios para esclarecer los escándalos de corrupción, como el caso Koldo. Este lunes, los exresponsables del Gobierno de Canarias comparecieron para abordar los presuntos fraudes en la adquisición de mascarillas durante la pandemia. El expresidente de la comunidad y actual ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, se desvinculó de los contratos bajo sospecha, al igual que su director de gabinete, Antonio Olivera.

Torres y Olivera negaron cualquier intercesión de Koldo García, exasesor del Ministerio de Transportes, en los contratos con la empresa Soluciones de Gestión, valorados en 12.6 millones de euros. Torres, quien conocía a Koldo García en su rol de asesor ministerial, rechazó cualquier implicación personal en la adjudicación de dichos contratos.

Durante su comparecencia, el diputado popular Elías Bendodo cuestionó a Torres sobre su conocimiento de Koldo García. Torres respondió afirmativamente, subrayando que era común interactuar con asesores ministeriales. Bendodo proclamó ante la prensa una supuesta implicación grave de Torres en el caso, recordando que varios exresponsables, como Salvador Illa (exministro de Sanidad) y Francina Armengol (antigua presidenta de Baleares y actual presidenta del Congreso), también conocían a Koldo García.

Antes de Torres, Antonio Olivera, exdirector del Servicio Canario de Salud, también negó cualquier contacto con Koldo. Olivera afirmó que la oferta de mascarillas llegó a través de Íñigo Rotaeche, propietario de Soluciones de Gestión. Defendió la decisión de contratar con la empresa debido a la urgencia y el buen precio ofrecido durante la crisis sanitaria, aunque una parte de los suministros no cumplió con la calidad prometida, lo que resultó en una rebaja del 66% en el precio acordado.

Caso Mascarillas

El caso de Koldo García no es el único bajo investigación en Canarias. El conocido como "caso mascarillas" involucra a la empresa RR7, que recibió un pago adelantado de cuatro millones de euros por parte del Gobierno canario, pero nunca suministró el material prometido. Las mascarillas traídas de Etiopía resultaron ser falsas y fueron destruidas por Aduanas. Conrado Domínguez, exdirector del Servicio Canario de Salud, está imputado por prevaricación y tráfico de influencias en relación con este caso.

Durante la sesión, los diputados Carlos Flores de Vox y Cristina Valido de Coalición Canaria cuestionaron a Torres sobre el caso RR7. Torres finalmente reconoció que Domínguez fue destituido por su implicación en el caso, pero negó haber participado en la adjudicación de contratos. Olivera, por su parte, aseguró que todas las gestiones relacionadas con RR7 fueron responsabilidad de Domínguez, y que su principal preocupación en aquel momento era salvar vidas, no investigar las empresas proveedoras.

La comisión parlamentaria de investigación sigue buscando esclarecer los detalles y responsabilidades en los contratos de mascarillas durante la pandemia. A medida que más cargos políticos comparecen, las desvinculaciones y negaciones continúan siendo la tónica dominante. La justicia sigue investigando los casos para determinar si hubo irregularidades y fraudes en la adquisición de material sanitario en Canarias. @mundiario

Comentarios