¿Somos todos cómplices de los asesinatos perpetrados por el Estado Islámico?

Miembros del llamado Estado Islámico. / geic.com.ar
Miembros del llamado Estado Islámico. / geic.com.ar

Mientras rindamos pleitesía al petrodólar, se abonen rescates por secuestros o se regalen eventos deportivos de primera magnitud, seremos culpables de ciertas atrocidades, dice este autor.

¿Somos todos cómplices de los asesinatos perpetrados por el Estado Islámico?

Mientras rindamos pleitesía al petrodólar, se abonen rescates por secuestros o se regalen eventos deportivos de primera magnitud, seremos culpables de ciertas atrocidades, dice este autor.

No creo que haya nadie que se muestre indiferente ante las imágenes casi hollywoodienses de los asesinatos de los miembros del Estado Islámico. Sus cuidadas producciones recuerdan a las mejores películas de acción. Es evidente que precisamente ése es su cometido: atemorizar. Al principio lo veíamos como algo lejano. Allá por Irak, Siria, países que no todos saben colocar en el mapa. Pero ya se van acercando: Egipto, Libia, Túnez... incluso ya han amenazado a la cercana Italia. ¡Cuidado! Estamos a las puertas de vuestras casas, parece que quieren decirnos.

El problema es que los infravaloramos. Pensamos que son cuatro fanáticos. Cuatro pelagatos. Quizá no nos damos cuenta de que están muy bien financiados y mientras nosotros miramos hacia otro lado. Parece evidente que países como Arabia Saudí, Qatar o Kuwait están aportando importantes cantidades de dinero a los terroristas. Y ¿qué hacemos nosotros? Pues seguimos sin preocuparnos, y seguimos comprando petróleo, haciendo negocios y asistiendo a funerales de Estado de esta gente. 

Es evidente que todos somos culpables de las muertes, violaciones, vejaciones y demás barrabasadas de estos asesinos. Mientras sigamos siendo cómplices de estos países, mientra sigamos rindiendo pleitesía a los petrodólares, todos somos culpables. Por no hablar del pago de los rescates de los secuestros. Para más inri, se los premia con la celebración de eventos deportivos como el Mundial de Fútbol 2022, y no solo eso. Nuestros mejores equipos de fútbol lucen ¿orgullosos? en sus camisetas publicidad de estos países. O en su defecto eliminan la cruz de la corona para no herir susceptibilidades y seguir haciendo negocio. Parte de nuestro dinero se destina a financiar a asesinos. Se calcula que cada día el Estado Islámico gana un millón de dólares por la explotación del petróleo iraquí. Aquí hay que tomar decisiones. O seguir aceptando la situación actual o entonar el mea culpa y tomar decisiones drásticas —que no serán fáciles ni económicas—. Usted decide.

Piensen. Sean buenos.

La canción regalo de hoy es Better way. Dice la canción que la realidad es aguda, me corta como un cuchillo, todos los que conozco están en la lucha por su vida. Temazo recomendado por @beatrizbagatela. Con todos ustedes: ¡Ben Harper!
https://www.youtube.com/watch?v=XOZj1Xyx354

 

¿Somos todos cómplices de los asesinatos perpetrados por el Estado Islámico?
Comentarios