Buscar

MUNDIARIO

Todos formamos parte de Europa pero cuando vienen dobladas, si te he visto no me acuerdo

La actual crisis del coronavirus está poniendo sobre la mesa diferencias entre los países de Europa que prevén una potente crisis institucional en un plazo no muy largo.
Todos formamos parte de Europa pero cuando vienen dobladas, si te he visto no me acuerdo
Mapa del coronavirus en Europa. / gisanddata.maps.arcgis.com
Mapa del coronavirus en Europa. / gisanddata.maps.arcgis.com

Firma

Raúl Matamoros

Raúl Matamoros

El autor, RAÚL MATAMOROS, colaborador de MUNDIARIO es analista de la actualidad económica. @mundiario

Actualmente somos ciudadanos españoles y europeos, aunque esto ultimo cada vez signifique menos. La actual crisis del coronavirus está poniendo sobre la mesa diferencias entre los países de Europa que prevén una potente crisis institucional en un plazo no muy largo.

Viendo lo que están haciendo los países europeos en cuento al mantenimiento de empleos y la toma de medidas para que la economía no decaiga más de lo necesario, nos encontramos con que cada país adopta sus disposiciones con los criterios de cada gobierno de turno y sin unas instrucciones básicas y generales que seguir. La última batalla se está viviendo con la emisión de “coronabonos” que aliviarían las necesidades de liquidez de los países más afectados, Italia y España, por ejemplo, pero donde no están de acuerdo Alemania, Países Bajos y los países nórdicos. Este es un ejemplo claro de las diferencias entre los países europeos: una parte de Europa esta “asfixiada” por la presión que el coronavirus ejerce sobre sus economías y otra parte mira por sus intereses.

¿Qué está haciendo el Gobierno de coalición PSOE-Podemos en esta crisis? Tras permitir la celebración de las marcha del 8M, la compra de test de coronavirus en mal estado a "vaya usted a saber qué proveedor", su falta de previsiones, explicaciones inexactas o simplemente nulas explicaciones -a tenor de la barricada que Pedro Sánchez ha impuetso entre la prensa y su gobierno- la respuesta no se antoja positiva.

Respecto al trabajo y las empresas, en España no dejan de subir los empleados enviados al ERTE. El Gobierno ha dado “carta blanca” a las empresas y autoriza los ERTE casi sin revisión, quizá fruto de la avalancha de ellos. Mientras el trabajador cobrará el 70% de su base reguladora, eso sí, con un límite de 1.090 euros al mes. No se retrasan los impuestos y el apoyo a los autónomos es muy limitado.

Si hacemos una comparación con Reino Unido, que todavía es parte de la UE, podemos ver que tras empezar la crisis pensando que la Covid-19 era una gripe normal y tomárselo a broma, ahora han apretado el acelerador. Las medidas sociales para que el virus remita son muy similares a España, si bien en lo económico hay diferencias significativas como, por ejemplo, que el equivalente a nuestro ERTE, allí es el 80% de hasta 2.500 libras al mes y se establecen 3 meses que se pueden extender en el tiempo, recomendándose (que no obligando aún) a las empresas sufragar el restante 20%. Cabe recordar, que el salario mínimo en Inglaterra se sitúa en torno a las 1.300 libras al mes dependiendo de varios factores. Y aparte de esto, se retrasan los impuestos y se apoya económicamente a los autónomos no solo con impuestos sino con subsidios.

Todos formamos parte de Europa pero cuando vienen dobladas, si te he visto no me acuerdo. @mundiario