No todo en el acuerdo nuclear depende de Occidente

Bandera de Irán. / Pixabay.com
Bandera de Irán. / Pixabay.com
Los resultados electorales generarán consecuencias en asuntos de política exterior de Irán
No todo en el acuerdo nuclear depende de Occidente

En Irán se deben tener, este viernes, elecciones presidenciales. Se trata de elecciones para las cuales, los candidatos deben recibir la aprobación, primero, por el Consejo de Guardianes, conformado por un total de 12 personas, entre teólogos y juristas, que son quienes se encargan de definir quién puede postularse a una elección. De modo que desde su concepción, se distancian de lo que se comprende, en el hemisferio occidental y en buena parte del mundo, como elecciones que pudieran catalogarse como libres o democráticas.

Sumado a ello, se estima que la participación en esta oportunidad, sea más baja de lo que se tiene, en promedio, para unos comicios de este tipo, se estima que ronde alrededor del 30% al 40% y en las redes sociales de dicho país, se ha popularizado una etiqueta mediante la cual, buena parte de la ciudadanía, en particular pertenecientes a grupos etarios menores de 35 años de edad, expresan su descontento y su disposición de no tomar parte en estas elecciones.

Conservadores, miembros de una élite

En primera instancia, cuatro, de los cinco candidatos, han mantenido un discurso y una manera de proceder que puede catalogarse como muy conservadora, muy defensores de su fe y vinculados con grupos dominantes en el ámbito político y económico. A la mayoría de aquellas personas que podían ser candidatos y son partidarios de una postura más orientada a lograr reformas en esferas de gobierno, no les fue permitido postularse, en esta oportunidad.

Solamente se le permitió postularse a un dirigente político que es considerado “reformista”, candidato que se retiró de la carrera electoral el pasado miércoles. De modo que siendo cinco los candidatos que quedan, cuatro son muy conservadores y en buena medida, guardan alguna relación con medidas que se han tomado desde instancias gubernamentales, sea que estén involucrados en episodios de represión, llevados a cabo desde dichas instancias (en buena medida se trata de personas que ya han ocupado cargos gubernamentales) o que hayan respaldado esas medidas.

Las decisiones las toma el Líder Supremo

Sumado a lo anterior, se ha tenido en Irán, un sentir generalizado orientado a considerar que las decisiones que son relevantes para toda la ciudadanía, las toma el líder supremo indistintamente de quiénes ocupen los cargos de elección popular, de ahí que se considera que ya uno de los candidatos es el virtual ganador porque es quien ha tenido una relación más cercana con el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei.

Ese candidato ha estado sancionado por Estados Unidos. De ahí que siendo el ganador, en estas elecciones, podrían tensarse las relaciones con Occidente y con Estados Unidos, pudiendo esto generar consecuencias en asuntos relacionados con el acuerdo nuclear.

Actualmente se ha llegado a la sexta ronda de negociaciones en torno del acuerdo nuclear, negociaciones de las cuales participa Irán directamente y Estados Unidos, a través de intermediarios. Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha manifestado su disposición de que Estados Unidos vuelva a dicho acuerdo bajo la condición de que Irán cumpla con las obligaciones que le han sido estipuladas por medio del mismo. La dificultad de que esto se cumpla, ha dilatado la posibilidad de volver a un acuerdo nuclear.

Es importante destacar que después del año 2019, en el transcurso de protestas que se vivieron en Irán y la represión desencadenada a partir de las tales, represión que se hizo manifiesto con la detención de líderes políticos y sociales, sumado a ejecuciones de algunos de esos líderes y la crisis económica en que ha desembocado el conjunto de sanciones a las que se ha visto sometido el país. Todo esto ha sumado en una inconformidad generalizada hacia quienes son parte de la dirigencia política en dicha nación.

De ahí que la abstención que se podría tener, puede ser también una manera de protestar, de hacer saber que es preciso un cambio, que es importante tomar en cuenta el sentir de la población y sus anhelos, para tomar decisiones. @mundiario

No todo en el acuerdo nuclear depende de Occidente
Comentarios