¿Tiene Ayuso competencias para comprar la vacuna rusa al margen del Gobierno?

Isabel Díaz Ayuso. Twitter @IdiazAyuso
Isabel Díaz Ayuso. / Twitter @IdiazAyuso

La presidenta de la comunidad de Madrid tanteó la adquisición de la Sputnik-V pero la operación tiene nulo sustento jurídico o sanitario.

¿Tiene Ayuso competencias para comprar la vacuna rusa al margen del Gobierno?

La Comunidad de Madrid tanteó la compra de las vacunas rusas contra la Covid-19 para inmunizar a los madrileños... al margen del Gobierno y de la Unión Europea. El Gobierno regional ha admitido, a través de un portavoz, que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, se reunión hasta en tres ocasiones “con intermediarios del producto ruso” para “explorar negociaciones ante la inoperancia del Gobierno".

Pero la operación no tiene ningún sustento jurídico o sanitario, de acuerdo con El País. En este caso, el primer punto a tener en cuenta es que el fármaco no cuenta con el aval de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), una condición necesaria –o más bien obligatoria- para que cualquier fármaco pueda aterrizar en España.

El segundo “obstáculo” en el plan de Ayuso sería la Unión Europea, que ha acordado autorizar, comprar y distribuir cualquier vacuna contra la covid a través de un procedimiento centralizado y por medio de la Comisión Europea. En ese sentido, desde Bruselas han aclarado que “los Estados miembros pueden distribuir vacunas al margen de la estrategia de vacunas de la UE", ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario para asuntos sanitarios, Stefan De Keersmaecker. “Se puede hacer con una autorización para su uso de emergencia [como en el caso del Gobierno de Viktor Orbán en Hungría], pero es competencia nacional y la responsabilidad derivada por ese tipo de uso y autorización recae en los Estados miembros", ha añadido. 

En dicho supuesto Ayuso tampoco tendría competencia. “La legislación también permite que una vacuna pueda utilizarse con una autorización de uso en situaciones especiales. Así es como ha llegado a estar accesible en un reducidísimo número de países de la UE. Esta autorización en España es competencia exclusivamente de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), que no ha recibido ninguna solicitud al respecto”, recalca una portavoz del Ministerio de Sanidad. “Ninguna de las comunidades autónomas podría autorizar la comercialización de esta vacuna ni su uso como medicamento extranjero o uso compasivo”.


Quizás también te interese: 

El Gobierno promete 33 millones de españoles vacunados a finales de agosto


 

Asimismo, la experta destaca que otro criterio para que una vacuna entre en la estrategia europea es la garantía del suministro de una cantidad elevada de dosis a corto plazo. “Hasta el momento, ni por la cantidad disponible, ni por cuándo podría estar disponible, se ha considerado una vacuna de interés, ya que el suministro en una cantidad pequeña solo podría venir en un plazo en el que ya existe un volumen notable de dosis previstas de otras compañías”.

En medio de la polémica, Isabel Díaz Ayuso, ha justificado que “aunque no tenga la autorización, no se puede evitar explorar todos los escenarios para ir ofreciendo respuestas a los ciudadanos”. “Es cierto que no está aprobada, pero con el aval de nuestros técnicos, decidimos explorar esa vacuna. Es algo que tenemos el derecho y el deber de hacerlo. Necesitamos vacunas, siempre condicionado a la autorización de la Agencia Europea del Medicamento”, ha agregado, por su parte, Ruiz-Escudero. 

La Comunidad de Madrid ha detallado, además, que la idea de la Consejería de Sanidad era “facilitar un preacuerdo de compra beneficioso para todo el SNS [Sistema Nacional de Salud]” con vistas a la posible aprobación del fármaco por parte de la EMA…pero el ‘detalle’ es que esto no es competencia de ninguna autonomía, ni con la vacuna de la covid-19 ni con otros medicamentos.

"Como parte de la estrategia de la UE para las vacunas contra la COVID-19 y las discusiones técnicas entre las agencias de los medicamentos nacionales, los Estados Miembros acordaron optar por autorizaciones de comercialización centralizadas para las vacunas de la COVID-19. Por tanto, las vacunas cubiertas por nuestra estrategia de vacunación tienen que ser evaluadas por la EMA para asegurar su seguridad y proveer de un seguimiento sólido", subraya Bruselas. "Así, la decisión de adquirir otras vacunas, como la Sputnik, y conceder la aprobación para su uso, queda fuera de la estrategia de vacunación de la UE". Y remata: "En estos momentos no está habiendo conversaciones para integrar la vacuna Sputnik V dentro de la estrategia de vacunación. Confiamos en que nuestros proveedores nos permitirán alcanzar el objetivo de vacunar al 70% de la población adulta en verano". @mundiario 
 

¿Tiene Ayuso competencias para comprar la vacuna rusa al margen del Gobierno?
Comentarios