Tibieza del presidente del PP al defender a Cospedal tras el escándalo con Villarejo

Pablo Casado en Huelva. / Mundiario
Pablo Casado en Huelva. / Mundiario

"Mi compromiso es de ejemplaridad, de transparencia y de rendición de cuentas con los afiliados que me han elegido presidente del PP. Cualquier conducta que se aparte de estos tres preceptos cuenta con mi absoluto rechazo", manifestó Pablo Casado al hilo de la polémica sobre María Dolores de Cospedal.

Tibieza del presidente del PP al defender a Cospedal tras el escándalo con Villarejo

Fue tibio el presidente del PP, Pablo Casado, al defender a María Dolores de Cospedal tras el escándalo de sus conversaciones con el ex comisario José Manuel Villarejo, a propósito del caso Gürtel, el de la corrupción del PP. "Mi compromiso es de ejemplaridad, de transparencia y de rendición de cuentas con los afiliados que me han elegido presidente del PP. Cualquier conducta que se aparte de estos tres preceptos cuenta con mi absoluto rechazo", manifestó en Huelva Casado al hilo de la polémica sobre María Dolores de Cospedal.

El presidente de los populares sostiene que la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal “no ha mentido” y niega que la mantenga en la dirección del partido por el apoyo que le brindó en las primarias.

Pablo Casado quiere marcar distancias con el caso de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para quien el PP exigió el cese después de que se conociera la existencia de grabaciones de Delgado junto al policía actualmente en prisión.

Las grabaciones entre la ex secretaria general María Dolores de Cospedal y el antiguo policía José Manuel Villarejo han empañado la estrategia de PP contra el Gobierno, al desempolvar los fantasmas de la corrupción y evidenciarse cierta falta de regeneración.

El Gobierno, por su parte, aprovecha la reunión de Cospedal con Villarejo para atacar a Pablo Casado. Considera que la reunión secreta de María Dolores de Cospedal con el comisario Villarejo vulnera las normas éticas que aprobó el PP de Pablo Casado. Resulta que la ex secretaria general del PP encargó "trabajos puntuales" al comisario Villarejo a cambio de pagos contra la investigación de Gürtel.

En Huelva, Pablo Casado también habló de otros asuntos políticos. "Es vergonzoso que hasta el Vaticano tenga que hacer un comunicado para desmentir a la vicepresidenta (del Gobierno, Carmen Calvo). El Gobierno debería ser más valiente con los dictadores vivos, en lugar de seguir mirando al pasado, y seguir el ejemplo de la Transición que buscó el abrazo y coser las heridas", dijo Casado. @mundiario

Tibieza del presidente del PP al defender a Cospedal tras el escándalo con Villarejo
Comentarios