Theresa May carga contra Johnson en su despedida como primera ministra

Theresa May, primera ministra británica. RR SS.
Theresa May, primera ministra británica. RR SS.

La saliente primera ministra británica enfila una serie de críticas contra el candidato favorito a reemplazarla en el cargo. "No basta con hacer promesas que no puedes cumplir o decir a la gente lo que quiere oír", dijo.

Theresa May carga contra Johnson en su despedida como primera ministra

Theresa May no se guardó nada en su discurso de despedida en el Reino Unido. La saliente primera ministra británica cargó contra Boris Johnson, quien es el principal candidato a reemplazarla en el cargo. “No basta con hacer promesas que no puedes cumplir o decir a la gente lo que quiere oír”, señaló sin mencionarlo en su última locución hecha en Chatham House, la sede del Real Instituto de Asuntos Internacionales.

La primera ministra británica también se refirió al contexto actual de la política mundial. “No podemos dar por garantizados los principios sobre los que se fundaron nuestros éxitos pasados”, dijo, porque frente al populismo de izquierdas y de derechas que se ha extendido por el Reino Unido y el resto del mundo, “si no somos capaces de conservar nuestra herencia liberal, todos pagaremos un alto precio”, según cita El País.

“La política es el oficio de transformar tus principios y convicciones en realidades, para mejorar la vida de aquellos a los que sirves”, explicó. May lanzaba más reflexiones políticas en la víspera de dejar un cargo que le ha provocado, en más de una oportunidad, disputas con sus adversarios que le negaron durante los tres largos y fallidos años de la travesía del Brexit. “Lo contrario es una política de ganadores y perdedores, de términos absolutos y de lucha perpetua”, concluyó.

May reivindicó el orden internacional establecido después de la Segunda Guerra Mundial, un entorno de normas comunes y seguridad jurídica que hoy está en peligro, por culpa de aquellos que ya “solo entienden la política internacional como un juego de suma cero, con ganadores y perdedores, en el que el poder es la única moneda de cambio”, añade El País. Bajo ese contexto, la primera ministra británica defendió la vigencia del acuerdo nuclear, a pesar del conflicto marítimo entre Londres y Teherán por unos buques petroleros.

La principal preocupación de May era la falta de voluntad de consenso que el debate del Brexit ha introducido en la política del Reino Unido. “Hacer las cosas, y no solo decirlas, exige unas cualidades que hoy no están de moda, como la voluntad de acuerdo”, aseguró. @mundiario

Theresa May carga contra Johnson en su despedida como primera ministra
Comentarios