El testigo protegido del caso La Línea que puede desenmascarar la trama corrupta de Guatemala

Eco. La Hora
Salvador González, alias "Eco", colaborador eficaz del "Caso La Línea". / La Hora

El testigo ‘Eco’ ya ha denunciado amenazas por parte del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina, quien sigue en prisión preventiva por este caso.

El testigo protegido del caso La Línea que puede desenmascarar la trama corrupta de Guatemala

Su nombre es Salvador Estuardo González, o más conocido como "Eco" entre sus colegas operadores que integraban un aparato legal que hizo funcionar la red de defraudación Aduanera, denominada ‘La Línea’, la cual fue desmantelada el 16 de Abril de 2015. González, además, actuaba como testaferro del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.  No se trata de un testigo más, ya que desde el conocimiento de dicha estructura que defraudó al fisco en su país, colaboró en gran parte para coordinar un bufete de abogados, que buscaba intermediar para obtener favores judiciales y así quedar impunes por los actos de corrupción que después fueron descubiertos.

“Eco”, no fungió como un trabajador de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), pero sí desde su puesto estratégico como Presidente de la empresa Corporación de Noticias, integrado por los matutinos Siglo XXI y Al Día. Se desconoce si se aprovechó de dicha plataforma mediática para favorecer actos de impunidad relacionados, pero las investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público, dan cuenta que manejaba información clave en el llamado “bufete de la impunidad”.

El testigo protegido González actuaba como testaferro del expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti. Es decir que usaba su nombre para encubrir al binomio presidencial que se beneficiaba de negocios fraudulentos.

De acuerdo a las pesquisas, escuchas telefónicos y cientos de archivos allanados por los entes investigadores, se comprobó que González actuaba como testaferro del expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti. Es decir que usaba su nombre para encubrir al binomio presidencial que se beneficiaba de negocios fraudulentos, por lo que de cerca habría conocido la estructura aduanera que operó desde el 2013 a 2015.

Estructura externa e interna
La estructura externa, fue la encargada de operar en favorecer a los líderes de la estructura interna. / ElPeriódico

 

Pero, ¿qué hizo que “Eco” declarara en contra de los involucrados de la estructura criminal? En apariencia negoció con el Ministerio Público y la CICIG, a cambio de solicitar una reducción de la pena en prisión. Ante ello este lunes 7 de marzo tenía programado declarar, en lo que la Fiscalía consideró como una prueba de anticipo en contra de los 32 involucrados del mismo caso. Sin embargo, esta audiencia tan esperada por los guatemaltecos, se atrasó por alegatos de la parte acusada, pues argumentaban que no fueron notificados sobre esta disposición por el Tribunal respectivo. 

A raíz del retraso, por unas 5 horas se intentó detener la declaración clave de González “Eco”, pero al final el Juez Miguel Gálvez del Juzgado B de Mayo Riesgo, rechazó estos recursos planteados y dio vía libre para reiniciar la audiencia para este martes 8 de marzo. Con ello la expectativa crece y de nuevo un centenar de periodistas espera dar cobertura al hecho que busca aportar pruebas claves en contra de varios exfuncionarios de Guatemala.

Tras ser trasladado nuevamente a la cárcel donde se encuentra recluido, el testigo fue abordado por varios medios de comunicación, a quienes dijo que los involucrados no debían tener miedo de lo que él iba a declarar, “sino de lo que ellos mismos hicieron, y me arrepiento de lo hecho, pero la verdad debe de saberse”, admitió González.

Eco3
"Eco", quiso declarar en calidad de testigo protegido, también para proteger a su familia, según dijo a periodistas / DiarioDigital

 

Salvador González, también sorprendió con comentarios que pueden revelar otras hipótesis, al decir que: “En su momento sufrí amenazas para que no dijera nada, las amenazas vinieron del señor Otto Pérez Molina”, dijo al finalizar un día de audiencia, que promete repetirse para este Martes.

“En su momento sufrí amenazas para que no dijera nada, las amenazas vinieron del señor Otto Pérez Molina”, declaró Salvador González.

Además varios sectores sociales y usuarios de las redes sociales en Guatemala, han manifestado su preocupación por “Eco” ya que personeros de la CICIG y el Ministerio Público han dicho en reiteradas ocasiones, que la vida del testigo corre peligro, debido a diversas presiones que habría recibido de la parte acusada. Incluso trascendió recientemente que su familia residía fuera del país, para resguardar su integrad física mientras dure todo el proceso.

El caso “La Línea” está por entrar a su etapa intermedia, que se prevé durará al menos un mes, pero antes de ello el Ministerio Público necesitará la declaración del colaborador eficaz mencionado, quien aportaría pruebas necesarias para llevar a juicio a los sindicados por defraudar al Estado de Guatemala. Según investigaciones del Ministerio Público, esta estructura defraudó cerca de Q.631.4 millones (unos US$ 82.7 millones), sin embargo se estima que puede llegar a una cifra más alta.

capturados caso la línea
Por el caso guardan prisión varios exfuncionarios del ente recaudador. / ElPeriódico

 

La CICIG, determinó en su hipótesis que la red fue liderada por el ex binomio presidencial, la cual se utilizó para hacer cobros indebidos, reportar cierta cantidad al fisco y hacerse de dinero para indicar que no se había llegado a las metas de recaudación. Todo esto hizo con ayuda de puestos medios dentro de la SAT.

El testigo protegido del caso La Línea que puede desenmascarar la trama corrupta de Guatemala
Comentarios