Buscar

MUNDIARIO

Un testigo clave complica la situación de Trump en el escándalo político con Ucrania

Gordon Sondland, ex embajador de EE UU ante la UE y donante de la campaña del presidente, reveló en una carta dirigida  a tres comités de la Cámara de Representantes que se condicionó la ayuda a Ucrania con la condición de que se investigue al hijo del exvicepresidente demócrata, Joe Biden.  
Un testigo clave complica la situación de Trump en el escándalo político con Ucrania
Donald Trump, presidente de EE UU. El Periodico
Donald Trump, presidente de EE UU. El Periodico

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La situación legal de Donald Trump se complica cada vez en la trama ucraniana. Este martes se conoció la sorprendente rectificación de un testigo clave en la investigación contra el presidente de EE UU, que podría ser destituido con el proceso de impeachment en la Cámara de Representantes en las próximas semanas. Se trata de Gordon Sondland, antiguo embajador norteamericano ante la Unión Europea. 

De acuerdo a El País, Sondland reveló que le comunicó a un alto cargo de Ucrania que su país no obtendría la ayuda económica militar pactada de Washington si no iniciaban las pesquisas contra el hijo del exvicepresidente Joe Biden. En una carta de tres páginas, este exfuncionario ha modificado la declaración que realizó ante tres comités de la Cámara Baja el pasado 17 de octubre.

La carta de Sondland refuerza la tesis de los demócratas que Trump chantajeó a Kiev para tratar de golpear la candidatura de Biden, quien aspira a ser la amenaza más real del republicano en las elecciones del 2020. En esa línea, publicaron la transcripción de la misiva del ex diplomático destacado en Bruselas. 

“Ahora recuerdo una conversación el 1 de septiembre en Varsovia con el señor [Andrei] Yermak [un asesor del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski]", se lee en el punto quinto de la carta de Sondland. El embajador precisó que comunicó a Yermak el mensaje de que la reanudación de la ayuda estadounidense “no ocurriría hasta que Ucrania realizara la declaración política contra la corrupción que se había negociado durante muchas semanas”.

El giro en la declaración de Sondland se realiza tras el descargo realizado por Bill Taylor, embajador en funciones para Ucrania, y Tim Morrison, antiguo asesor del presidente para Rusia y asuntos europeos. En la misma misiva, el antiguo embajador asegura no recordar cómo llegó a esa conclusión, pero que seguramente fue a través del abogado personal de Trump, Rudolph Giuliani, o Kurt Volker, el entonces enviado especial de Estados Unidos para Ucrania.

Como sea, Sondland asegura que hoy por hoy sigue sin saber “por qué se suspendió” la entrega de los casi 400 millones de dólares a Ucrania como ayuda militar, pero que comprendió a principios del mes de septiembre, “y ante la falta de explicaciones creíbles sobre la suspensión de ayuda".

La declaración del ex embajador de la UE ha provocado un estallido en la Casa Blanca. “Ambas transcripciones muestran que hay incluso menos pruebas para esta farsa de impeachment ilegítimo de las que se pensaba”, asegura la portavoz. “El embajador Sondland declara claramente que ‘no sabía (y sigue sin saber) cuándo, por qué o por quién se suspendió la ayuda”, comunica Grisham. “También dice que ‘asume’ que había un nexo a la ayuda, pero que no puede identificar a una fuente sólida para esa presunción”.

La comunicación de la Casa Blanca ratifica que "Trump no ha cometido nada malo". El presidente no se ha pronunciado en sus redes sociales, donde se defiende de cada imputación que se le hace por el escándalo político de Ucrania. @mundiario