Teresa Rodríguez pasa de más polémicas y rechaza ser la número 2 de Podemos

Teresa Rodríguez. / Facebook.
Teresa Rodríguez. / Facebook.

La jefa de Podemos en Andalucía sonaba como uno de los posibles nombres para tomar el puesto de Íñigo Errejón vistas las recientes discrepancias del secretario político con Pablo Iglesias.

Teresa Rodríguez pasa de más polémicas y rechaza ser la número 2 de Podemos

"Yo estoy la número uno de Andalucía y con eso tengo suficiente, no me voy a mover de Andalucía". Con esas palabras Teresa Rodríguez zanjó la polémica que giraba en torno a ella sobre si daría el paso al frente y se convertiría en la segunda al mando de Podemos. Su nombre había salido como una opción a tomar el puesto de Íñigo Errejón luego de que el eurodiputado Miguel Urbán, también de Podemos, apostara por su figura para ser la copilota de la agrupación tras Vistalegre 2. "No hay trenes que pasan y espero. Yo me quedo aquí --en Andalucía-- y cuando termine mi mandato, volveré a mi casa, a mi trabajo y la militancia de base", añadió.

De esa forma, y a la espera de la Asamblea estatal, Rodríguez explicó que apoya la noción de "Podemos en Movimiento", una corriente anticapitalista de la que ella es integrante y cuya postura ya ha defendido en la Asamblea de Andalucía, en la que fue reelegida para su cargo.

Lo cierto es que Rodríguez, con todo y sus palabras conciliadoras, no está a favor ni en contra de nadie. Sus ideas se enfrentan a las de Pablo Iglesias y el propio Errejón, quienes tienen los bandos dominantes en el conflicto interno que se ha desatado en el partido. Su apuesta es que el partido "priorice la movilización, que evite la burocratización y la profesionalización del partido, o un Podemos que defienda la democracia interna y participativa sin renunciar a elementos fundamentales del programa, sin adelgazar el programa convocatoria electoral tras convocatoria electoral".

Rodríguez ha explicado que lo suyo es puramente personal y que el partido no obligará a nadie a votar por algo que no les convenza. "Los andaluces votarán la opción que les parezca desde el punto de vista organizativo y político", dijo.

Ha proseguido asegurando de que no existe una "división real" en el partido debido a estos posicionamentos de los dos máximos líderes y dijo que lo que hay es "debate y discusión compañera".

La coordinadora le quitó peso a la imagen que Podemos está trasladando en estos momentos pues "tiene fecha de caducidad en el congreso", al tiempo que señaló que lo que importa "es lo que vamos a crecer en este proceso de debate interno".

También se ha mostrado convencida de que la agrupación saldrá reforzada porque "de alguna manera hemos naturalizado mucho el debate interno". "Tenemos discusiones y debates razonables", argumentó para añadir que si los debates no existieran, el partido estaría en una posición "muy pobre".

Junta con Pablo Echenique

Mientras tanto, y en cuanto al proceso constituyente que ella misma anunció tras ser reelegida para su posición para la federalización de Podemos Andalucía y ser autónoma dentro de la organización, Rodríguez ha dicho que "seguiremos construyendo eso" y que en estos moemtnso están "a punto" de cerrar una reunión con Pablo Echenique, jefe de la Secretaría de Organización, "para llegar a un acuerdo sobre en qué términos se va producir ese proceso constituyente".

Ha reiterado que llevar a cabo este proceso es "fundamental" pues ""o Podemos se convierte en una organización que respete la autonomía del territorio o vamos a desaprovechar tres cuartas partes de potencial que tiene esta iniciativa que es la militancia de base". @hmorales_gt

 

 
 

 

 

 

Teresa Rodríguez pasa de más polémicas y rechaza ser la número 2 de Podemos
Comentarios