Teoría de la conspiración

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @sanchezcastejon
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @sanchezcastejon

Están inquietos, temen que las puertas giratorias dejen de convertiste en un blanco fácil para conseguir sangrar las facturas de la ciudadanía. Temen que su poder por encima del bien y del mal comience a caer en picado, y para ello “contratan” a los líderes de la derecha más extrema, y con ella el regreso del todo poderoso Aznar...

Teoría de la conspiración

Admito que siempre me gustó el cine de terror, pero lo que está sucediendo en este país hay que reconocer que pone los pelos de punta. Se imaginan…escuchas mientras hablamos en una comida informal, espías revisando nuestro pasado, nuestros teléfonos, nuestras relaciones personales, etc.

Los lobbies y la derecha más extrema de los últimos años ponen una cara ante las cámaras pero detrás llevan a cabo prácticas inquietantes. Son aquellos que con envidia y sarcasmo se refieren al presidente como el “Dr. Sánchez”. El colmo es atacar por último a Pedro Duque, ministro y persona admirada y querida por toda la ciudadanía, al que tenemos presente por sus logros, reconocimiento y prestigio científico.

Los conspiradores se revuelven en sus sillones de piel, están nerviosos, molestos, porque saben que es un gobierno sin precedentes, porque saben que la ciudadanía por fin ve una luz de esperanza, por fin nos ponemos a la altura de los países más avanzados, por fin nos empezamos a sentir orgullos/as de la imagen que nuestro presidente ofrece de España, porque el consejo de ministras menos sectario a nivel partidismo y mejor formado de la historia revuelve las tripas de los conspiradores.

Están inquietos, temen que las puertas giratorias dejen de convertiste en un blanco fácil para conseguir sangrar las facturas de la ciudadanía. Temen que su poder por encima del bien y del mal comience a caer en picado, y para ello “contratan” a los líderes de la derecha más extrema, y con ella el regreso del todo poderoso Aznar que con su acento americano, más concretamente de la zona de Texas, pondrá en marcha a sus espías para continuar la investigación y averiguar si algún ministro o ministra copió en un examen de la EGB.

Algo hay cierto, que, de todo lo que oímos, nos hace pensar que la labor de espía de los conspiradores es intensa y que no pudieron sacar a relucir tramas corruptas como en el caso del gobierno anterior, del cual tuvimos que ver en los tribunales al partido que gobernaba hace un año cómo se demostraba su financiación ilegal. Eso, junto con las primarias que organizó la derecha, destapando su minifundio de militantes nos descubrió la realidad: El PP era un producto del marketing financiado de forma ilegal.

Pero los conspiradores deben tener cuidado, porque lo que pueblo elige el pueblo defiende. @mundiario

Teoría de la conspiración