Crece la tensión entre populares y socialistas por los controles de la ayuda europea

Congreso de España. / @Congreso_Es
Congreso de España. / @Congreso_Es
Pablo Casado defiende ante los líderes del PPE que las ayudas se destinen "a los más afectados" por el coronavirus. "Conspirar en Europa para que aquí se hagan recortes solamente tiene una denominación: traición", acusó Pablo Iglesias.
Crece la tensión entre populares y socialistas por los controles de la ayuda europea

A las puertas de la cumbre europea que dará respuesta a la crisis comunitaria tras la pandemia, crece la tensión entre el PP y el PSOE tanto en el Congreso como en la Eurocámara. En la sesión de este miércoles hubo señalamientos de ambos sectores de querer arriesgar la ayuda que tanto requiere España para superar la crisis económica.

Además, dejó ver la intención del PP europeo de supeditar el plan a una condicionalidad que “evite el uso del dinero para proyectos ideológicos”, una tesis que apunta al Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.


También te puede interesar

Sánchez y el PP, dispuestos a impulsar pactos de Estado en lo económico y social


La cumbre europea de este viernes marcará el inicio de la cuenta atrás para la negociación de un fondo de tres cuartos de billón de euros que se espera pactar en julio. Ahora bien, la propuesta de la Comisión Europea, que cifra el fondo en 500.000 millones de euros en subsidios y 250.000 millones en préstamos, se acepta por todas las partes como la base del futuro acuerdo.

Sin embargo, el regateo sobre las cantidades finales y, sobre todo, la letra pequeña de las condiciones para el desembolso augura una dura batalla entre los 27 socios de la UE. Y esa refriega, es similar al pulso que se da entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, el PP.

”Conspirar en Europa para que aquí se hagan recortes solamente tiene una denominación: traición”, acusó el vicepresidente y líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la sesión de control al Gobierno. Por su parte, el eurodiputado Javier Moreno, presidente de la delegación socialista, acusaba a los populares de aliarse con “la estrategia de los frugales”, que reclaman una estricta condicionalidad en el uso del fondo.

“Aprendan a ser patriotas también cuando están en la oposición”, fustigó Moreno durante el debate en el Parlamento Europeo. El Gobierno de Pedro Sánchez necesita apoyos para sacar los Presupuestos de 2021, si no quieren unas nuevas elecciones anticipadas. Esto obliga al Ejecutivo a plantear un presupuesto expansivo y son fundamentales los 140.000 millones de euros que podrían llegar a España a través del fondo europeo.

A esta situación se suman las condiciones asociadas al uso de ese dinero: el Ejecutivo está dispuesto a poner en marcha una agenda de reformas, aunque no quiere que las reformas sean sinónimo de recortes. En la otra acera, el PP tampoco aboga por sacar la tijera; pero insiste en una férrea condicionalidad, y de evitar la utilización de ese dinero para proyectos que definen como “ideológicos”.

A los socialistas les preocupa que ese eco favorezca a las fuerzas que en varios países pugnan por limitar el Fondo. Aunque, fuentes del PP replican que Pablo Iglesias “miente” en sus acusaciones de traición. “ Este miércoles, el PP europeo respaldó en una reunión, de manera casi unánime, la creación del fondo. Una parte de la formación no oculta su desconfianza hacia el Gobierno de coalición.

Pablo Casado ha insistido en que esas ayudas deben destinarse “a los más afectados” por el coronavirus y deben ir acompañadas de “reformas estructurales”. El líder del PP presentó a sus colegas europeos “un programa de reactivación”, basado, según fuentes populares, en la “reducción de costes fiscales, laborales y burocráticos”, la extensión de los ERTE y programas de liquidez empresarial hasta fin de año, tarifa plana para autónomos y acciones específicas para los sectores más afectados, como la industria y el turismo. En los últimos días, los populares han evitado pronunciar la palabra “recortes”, aunque sí apuestan por un duro control. @mundiario

Crece la tensión entre populares y socialistas por los controles de la ayuda europea
Comentarios