La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte suma un nuevo capítulo

Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte. / Twitter
Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte. / Twitter
Kim Jong Un lanzó nuevas amenazas contra Washington luego de que criticara un reciente ensayos de misiles. Advierte de que responderá con todo su armamento militar si es necesario.
La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte suma un nuevo capítulo

La tensión política entre Estados Unidos y Corea del Norte suma un nuevo capitulo. Tras las críticas lanzadas por Washington, el régimen de Kim Jon Un ha dicho que responderán con todo su armamento militar, si resulta necesario, ante cualquier amenaza intervencionista por parte de los norteamericanos. Además, anunciaron que ampliarán su “abrumador arsenal militar”.

“Se supone que tenemos todo el derecho a la defensa personal para contener las amenazas militares”, indica un pasaje de la declaración en la televisión estatal de Pyongyang.  “Creo que la nueva administración estadounidense tomó un primer paso equivocado. Si continúa con sus declaraciones inconscientes sin pensar en las consecuencias, podría enfrentarse a algo que no sería bueno”, agrega.

La declaración es el último episodio del intercambio de mensajes y acciones entre Washington y Pyongyang, comenzado a principios de mes con la reacción del régimen de Kim Jong-un a los ejercicios militares. En ese entonces, la influyente hermana del dictador norcoreano, dijo que si Biden “desea dormir bien durante los próximos cuatro años, sería mejor no crear desde el principio un trabajo que le haga perder el sueño”.

Como sea, "el lanzamiento estuvo supervisado por el funcionario de alto rango Ri Pyong Chol, quien dijo que el ensayo, exitoso, fue “de una gran importancia para mejorar las capacidades militares del país”, según explicó la agencia de noticias estatal KCNA.

De acuerdo a la información provista por los gobiernos de Corea del Sur, Japón y EEUU, los dos proyectiles, presuntos misiles balísticos, recorrieron unos 450 kilómetros de distancia tras alcanzare una altitud de unos 60 kilómetros, un desempeño usualmente atribuido a misiles de corto y mediano alcance y uso táctico.

Pyongyang se encuentra bajo múltiples sanciones internacionales por su programa de armas, con resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que le prohíben desarrollar misiles balísticos. Pero bajo el liderazgo de Kim Jong Un, ha fomentado su capacidad y ha probado misiles capaces de alcanzar el territorio continental de Estados Unidos desde que se deterioraron las relaciones en 2017. @mundiario

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte suma un nuevo capítulo
Comentarios