Las tecnológicas estadounidenses actúan para bloquear a los seguidores más fervientes de Trump

Donald Trump, expresidente de EE UU. / IG
Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.
Google, Apple y Amazon han tenido que tomar acciones luego del asalto contra el Capitolio estadounidense por parte de los seguidores del republicano. Facebook y Twitter ya habían decidido bloquear las redes oficiales del mandatario, lo que da pie a una pregunta que surge en los últimos tiempos: ¿estas acciones vulneran la libertad de expresión?
Las tecnológicas estadounidenses actúan para bloquear a los seguidores más fervientes de Trump

Donald Trump dejará la Casa Blanca de forma convulsa luego de que alentara y tardara mucho en rechazar un asalto al Capitolio por parte de sus propios seguidores. Las grandes tecnológicas de EE UU han actuado contra el presidente y sus seguidores para no alentar algún golpe contra la democracia, cuestión que vuelve a poner en duda una pregunta que surge en los últimos tiempo y es: ¿acoso este tipo de acciones no vulnera la libertad de expresión?

Primero fue Facebook que anunció que suspendía la cuenta oficial del mandatario por un plazo no especificado, pocos días después fue el turno de Twitter (red preferida del mandatario) que anunciaba la suspensión permanente de la cuenta de Trump. 

Pero la ola de represión contra el presidente y sus seguidores no para. Google, Amazon y Apple han anunciado la suspensión de sus tiendas online y servicio de alojamiento de la red social Parler. Se trata de una opción muy popular entre los círculos de derecha y se perfilaba como la opción a la que migrarían Trump y sus seguidores. Las tecnológicas basan su decisión en que dicha plataforma no tomó acciones para evitar los llamamientos de violencia dentro de las publicaciones que realizan sus usuarios.

En cualquier caso, el republicano se encuentra buscando la próxima arma en Internet para realizar sus polémicas declaraciones. "Hemos estado negociando con varios otros portales, y pronto tendremos un gran anuncio, al tiempo que también analizamos las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro cercano", dijo el presidente en un comunicado tras el veto de Twitter. 

Sin duda estos bloqueos sacan a la luz la eterna pregunta de quién vulnera la libertad de expresión. Por un lado está el presidente Trump lanzado noticias falsas y llamando a la violencia; y por el otro, el poder de las grandes empresas que demuestran que con un simple chasquido pueden decir borrar una red social del universo virtual. @mundiario

Las tecnológicas estadounidenses actúan para bloquear a los seguidores más fervientes de Trump
Comentarios