¿Qué tan cerca está en realidad una guerra Estados Unidos - Corea del Norte?

La guerra depende en mucho de la actitud de ambos líderes. / RRSS
La guerra depende en mucho de la actitud de ambos líderes. / RRSS

La nueva administración del presidente estadounidense, Donald Trump, se pregunta cómo manejar al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. La guerra puede depender de un capricho de los líderes.

¿Qué tan cerca está en realidad una guerra Estados Unidos - Corea del Norte?

Informes diarios que llegan a la Casa Blanca y a los que ha podido acceder la prensa advierten del peligro de guerra inminente entre Corea del Norte y los Estados Unidos. La cuestión es si se está llegando a un punto de no retorno. 

Los buques de guerra y submarinos estadounidenses ya están en movimiento, al tiempo que Corea del Norte ha llevado a cabo su mayor simulacro de poder militar el pasado martes. Washington y Pyongyang no han cesado de intercambiar golpes retóricos y ejercicios militares día tras día. El ejército estadounidense ha decidido también intensificar la capacitación dentro de sus fronteras, y enviará un segundo portaaviones a Asia Oriental, como una medida de defensa provisional.

El Comando del Pacífico de Estados Unidos dijo que el grupo de ataque de USS Carl Vinson estará fuera de la península coreana a fines de abril, pero no ha anunciado ningún otro movimiento de la compañía. Todo esto sucede al mismo tiempo, la artillería y los tanques norcoreanos se movilizan a los puntos sensibles de esa nación. 

El gran movimiento de artillería fuera de los refugios, que ocurrió después de los ejercicios del martes de Corea del Norte, y que según un funcionario es el más grande de la historia del país, es un signo siniestro. Sin embargo, los planificadores de guerra estadounidenses también estarían observando cuánta munición se movió para tal evento.

La situación se ha agravado en gran medida por el hecho de que la presidencia de Donald Trump ha marcado el comienzo de una nueva era de conversaciones duras y discordia con Corea del Norte. El presidente Trump y los miembros clave de su gabinete han aumentado recientemente la retórica, llegando a decir que "la era de la paciencia estratégica se ha terminado" y "todas las opciones están sobre la mesa" cuando se refieren a la opción de un ataque con misiles. 

Trump está empujando a China, el aliado más importante de los norcoreanos, a aplicar una presión mucho más intensa sobre ese país, tanto en lo económico, como en lo político. Los norteamericanos esperan que la presión china obligue a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear. Pero la verdad de las cosas es que la aplicación de presión coordinada con otras naciones u organismos nunca ha hecho diferencia, pues Corea del Norte normalmente responde a las sanciones con más desafío.

El mínimo error o paso en falso podría desencadenar en cualquier momento una respuesta airada de parte de alguno de los dos países. 

¿Qué tan cerca está en realidad una guerra Estados Unidos - Corea del Norte?
Comentarios