Los talibanes prometen respetar los derechos de las mujeres, pero “dentro de la ley islámica”

El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, en rueda de prensa. / YouTube.
El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, en rueda de prensa. / YouTube.
El grupo fundamentalista anuncia una "amnistía general" en su primera rueda de prensa tras hacerse con el control total de Afganistán.
Los talibanes prometen respetar los derechos de las mujeres, pero “dentro de la ley islámica”

Los talibanes dan las primeras pistas sobre su proyecto de gobierno para Afganistán. El movimiento fundamentalista ha ofrecido su primera rueda de prensa desde que tomó el control del país, con la intención de enviar un mensaje de “tranquilidad” a los afganos y a la comunidad internacional. En un inusitado ejercicio de relaciones públicas, el grupo ha anunciado una amnistía general, ha prometido respetar los derechos de las mujeres “dentro de la ley islámica” y ha garantizado que Afganistán no volverá a servir de base para grupos que amenacen a otros países.

El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, ha dado la bienvenida a los periodistas tras la usual lectura de unos versos del Corán y, acto seguido, ha dejado claro el grupo ve su regreso al poder como “la recuperación de un puesto legítimo”. “Después de 20 años de lucha, hemos emancipado nuestro país y expulsado a los invasores de nuevo; es un momento de orgullo no sólo para un grupo, sino para toda la nación, a la que felicitamos por ello”, ha dicho.

En un discurso inesperadamente moderado y conciliador, Mujahid ha subrayado que el Emirato Islámico de Afganistán (como bautizaron los talibanes su país cuando durante su dictadura entre 1996 y 2001) “no va a vengarse de nadie” ni convertirse en “un campo de batalla para nadie”. "Va a haber una amnistía. No habrá ninguna venganza", insistió, al tiempo que extendía el “perdón” a todos los afganos que trabajaron con las fuerzas estadounidenses y sus aliados en el país. "Nadie llamará a tu puerta", añadió, al parecer, para intentar calmar a la población. "Todas las facciones que han luchado contra nosotros, de la A a la Z, han sido indultadas", reiteró. "Hemos perdonado a todos los que han luchado contra nosotros en aras de la estabilidad y la paz en Afganistán. Han terminado las animosidades. No queremos enemigos externos o internos".

El portavoz también ha recalcado que los líderes del movimiento no quieren “que nadie se vaya del país". En el aeropuerto de Kabul, mientras tanto, miles de personas desesperadas intentaban subirse a un avión para escapar del país por temor a represalias, al régimen y a la ofensiva del Talibán. "Tampoco queremos que los jóvenes abandonen Afganistán. Estos son nuestros activos”.

 

"Derechos" de las mujeres

La llegada del Talibán a Kabul ha despertado el terror principalmente en las mujeres, que anticipan un retroceso en los derechos sociales y económicos ganados en las dos últimas décadas. Respecto a este punto, el dirigente ha asegurado que "las mujeres van a ser muy activas dentro de nuestra sociedad".

"Vamos a permitir que las mujeres trabajen y estudien dentro de nuestro marco", ha dicho Mujahid. “Nuestras mujeres son musulmanas y también estarán contentas de vivir bajo la Sharía”, ha añadido en referencia a la ley islámica que el Talibán interpreta de forma radical y que limita los derechos de las mujeres. El portavoz ha evitado aclarar cuáles serán las nuevas reglas, pero ha zanjado que, por ejemplo, “las mujeres podrán trabajar en la sanidad y otros sectores donde se las necesite”.


Quizá también te interese: 

¿Quiénes son los líderes talibanes que han capturado Afganistán?


 

El mensaje de los talibanes a la comunidad internacional

En la rueda de prensa, Mujahid ha explicado que el futuro Gobierno estará listo en los próximos días y ha adelantado que será “un Gobierno islámico fuerte y que incluya a todos”. Asimismo, ha enviado un mensaje claro al exterior: “Las embajadas son de una importancia crucial para nosotros. Queremos garantizarles su completa seguridad. También a las organizaciones internacionales y las agencias humanitarias. No vamos a permitir que nadie les haga daño. Nuestros hombres estarán disponibles 24 horas para protegerlas”.

 

Sobre la posibilidad de que Al Qaeda vuelva a Afganistán, Mujahid ha insistido en que los talibanes “tienen todas las fronteras bajo su control” y que no permitirán que el territorio afgano "sea utilizado contra ningún país del mundo". "El suelo de Afganistán no se usará contra nadie", remachó el portavoz. "Podemos asegurarle eso a la comunidad internacional". @mundiario 

Los talibanes prometen respetar los derechos de las mujeres, pero “dentro de la ley islámica”
Comentarios