Taiwán denuncia que China ha realizado un simulacro de ataque a la isla

Desfile militar en Taiwán. / Taiwan Military News Agency
Desfile militar en Taiwán. / Taiwan Military News Agency
Taipéi asegura que buques y aviones militares han traspasado la línea media del Estrecho de Formosa, la frontera simbólica que divide ambos territorios.
Taiwán denuncia que China ha realizado un simulacro de ataque a la isla

La tensión sigue escalando. Taiwán ha denunciado este sábado que China ha realizado un simulacro de ataque a la isla: buques y aviones militares han traspasado la línea media del Estrecho de Formosa, la frontera simbólica entre ambos territorios, en el marco de las maniobras anunciadas por el ejército chino por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi.

El Ministerio de Defensa Nacional taiwanés ha asegurado en su cuenta de Twitter que el objetivo de dichos movimientos sería un “activo de alto valor”. El diario oficial chino Global Times ha confirmado la información, al tiempo que ha detallado que las fuerzas chinas han realizado “ejercicios conjuntos en el mar y en el aire, realistas y orientados a combate” en las regiones norte, suroeste y este de la isla. 

En respuesta, desde el viernes Taipéi ha emitido alertas y desplegado patrullas aéreas y navales, al tiempo que ha ordenado activar sus sistemas de misiles terrestres frente a la “fuerte provocación” de China. La cartera de Defensa ha señalado que al menos 49 aviones cruzaron la frontera simbólica que China y Taiwán han respetado durante décadas. Además, han añadido que se han realizado siete operaciones con drones sobre las islas Kinmen, ubicadas a solo cinco kilómetros de la ciudad china de Xiamen, Matsu y Dongyin.

Amenaza militar “irresponsable”

La isla autogobernada ha descrito la presencia militar china en las citadas áreas como un “bloqueo”, al tiempo que la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, ha tachado la “deliberadamente elevada amenaza militar” de China de “irresponsable”.

Los ejercicios de fuego real que ejecuta el ejército chino durante cuatro días marcan la respuesta de Pekín a la visita de Nancy Pelosi a Taiwán, que ha sido calificada por el gigante asiático como una “provocación maliciosa” y una “traición deplorable”. 

El viaje de la legisladora demócrata, número tres del presidente Joe Biden, ha abierto un nuevo capítulo de tensión en las complicadas relaciones entre China y Estados Unidos: el régimen chino ha suspendido la cooperación con Washington en la repatriación de migrantes ilegales, la asistencia judicial penal, el control de drogas, la lucha contra los delitos transnacionales y las conversaciones conjuntas en materia ambiental y contra el cambio climático. Además, la Cancillería china ha anunciado la cancelación de llamadas entre altos cargos militares, las reuniones de trabajo entre las carteras de Defensa de ambos países y la congelación del Mecanismo de Consulta de Seguridad Marítima Militar.

Respuesta "exagerada"

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, ha intentado rebajar la tensión entre ambas potencias este sábado desde Filipinas, al remarcar que el viaje de Pelosi a Taiwán no fue más que una “visita pacífica” que no amerita “una respuesta brusca de China”. 

El jefe de la diplomacia norteamericana ha admitido que existen diferencias entre Washington y Pekín que “van en aumento”, pero ha dejado claro que la administración de Joe Biden no tiene interés en “escalar la situación aún más”, por lo que ha solicitado a las autoridades chinas que mantengan “las puertas abiertas para la diplomacia”. “Verán a Estados Unidos firme, apoyando a Filipinas, las organizaciones regionales como ASEAN, a tomar decisiones libres. Continuaremos respaldando a Taiwán en términos de estabilidad”, insistió. @mundiario

Taiwán denuncia que China ha realizado un simulacro de ataque a la isla
Comentarios