Buscar

MUNDIARIO

El Supremo veta el permiso a Junqueras para jurar su puesto de eurodiputado

El alto tribunal impide que el líder independentista se desplace a Bélgica para tomar posesión ante el temor de que se reencuentre con Carles Puigdemont.

El Supremo veta el permiso a Junqueras para jurar su puesto de eurodiputado
Oriol Junqueras, presidente de ERC. / RR SS.
Oriol Junqueras, presidente de ERC. / RR SS.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Tribunal Supremo ha dado un nuevo revés a Oriol Junqueras al impedirle tomar posesión de su escaño como eurodiputado. Los magistrados han dictado que el representante por ERC acuda el lunes de la semana entrante a la Junta Electoral Central a fin de acatar la Constitución, que es el primer paso para iniciar sus funciones en la cámara continental. La justificación es que aquello representa un "irreversible peligro" para los fines del proceso que se sigue actualmente en el tribunal, en tanto que la pérdida de derecho de participación política de Junqueras será temporal a la espera de que se dicte sentencia sobre este tema, explica El Periódico.

La decisión respecto al posible acatamiento de la Constitución ante la junta electoral, paso forzoso para asumir como eurodiputado, se produce luego de que el Supremo estudiara detalladamente el Reglamento del Parlamento, así como los informes de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, a favor y en contra, respectivamente, de dar luz verde para su periplo al Legislativo. A la larga, el tribunal se ha escudado en el criterio fiscal de que se oponía rotundamente a la concesión del permiso extraordinario para abandonar la prisión y poder poner marcha al Congreso. Los fiscales interpretaron que así se adquiría la inmunidad que forzaría el trámite de un suplicatorio al Legislativo de la UE a fin de dictar la sentencia con que se pondrá el broche final al juicio cerrado a media semana.

El riesgo de que se junte con Puigdemont

En su auto, los magistrados aclaran que para poder tomar cargo como eurodiputado, el legislador electo debe primero acatar la Constitución ante la Junta Electoral Central. La Eurocámara se constituirá el 2 de julio y para ello Junqueras tendría que salir del país hacia Bruselas para completar el proceso.

El temor de los magistrados radica en que este desplazamiento sería "un irreversible peligro los fines del proceso. Implicaría de entrada, la pérdida del control jurisdiccional sobre la medida cautelar que le afecta y ello desde el instante mismo en que el acusado abandonara el territorio español". El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se encuentra en la capital de Bélgica pues ahí instaló "la sede del gobierno de la república catalana en el exilio, cuya presidencia él encarnaría. Y así lo publicita en la web y en todos los encuentros personales que mantiene con líderes políticos".

Esta situación dista de la del pasado 21 de mayo, cuando el tribunal autorizó al otrora vicepresidente de Cataluña y a otros cuatro procesados acudir al Congreso de los Diputados y al Senado en el caso de Raül Romeva, todos con la intención de tomar posesión de sus escaños en este organismo. Ahora se ha valorado que con el juicio ya terminado y habiendo iniciado la deliberación, "el deber de esta Sala de asegurar los fines del proceso adquiere un significado especial, que condiciona la respuesta a cualquier solicitud que pueda deducirse", cita El Periódico al auto.

Pospuesto de momento

Para los magistrados, este rechazo no representa tampoco que Junqueras pierda permanentemente "el derecho de participación", sino que se trata solamente de un aplazamiento "temporal", el cual se podría levantar en cuando se conozca la sentencia del juicio del procés. La Sala aclara que ni el Reglamento del Parlamento Europeo ni la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) permiten que se quite definitivamente los derechos a Junqueras.

Todo esto está condicionado al desenlace de la causa del procés y se debe entender como una limitación forzosa para mantener otro fin constitucionalmente legítimo y propio de una sociedad democrática, que no es más que el aseguramiento de los fines de este proceso penal, "cuya realidad quedaría irreversiblemente menoscabada si la Sala autorizara su presencia en la sesión constitutiva del Parlamento Europeo", concluye el medio ya citado. @mundiario