El Supremo brasileño anula las condenas de Lula por el caso Lava Jato

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. / Diario Uno
Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. / Diario Uno
Un juez archiva las tres sentencias del exmandatario, quien recuperó sus derechos políticos y podría participar en las elecciones del 2022. Ahí se enfrentaría a Jair Bolsonaro.
El Supremo brasileño anula las condenas de Lula por el caso Lava Jato

Una importante victoria judicial ha tenido Luiz Inácio Lula da SilvaEl Supremo brasileño decidió anular las tres condenas de primera instancia que recaían sobre el expresidente en el marco del caso Lava Jato. Con la decisión, Lula tendrá que ser juzgado otra vez en los tribunales federales por el escándalo de corrupción más grave en los últimos años en América Latina.

La decisión del juez, Edson Fachin, que mandó al archivo las acusaciones contra Lula, se sustenta en que el tribunal de primera instancia de Curitiba, a cargo del entonces juez Sergio Moro, no tenía en su momento la “competencia jurídica” requerida para analizar la situación del líder histórico del Partido de los Trabajadores. 

“Si bien el tema de la competencia ya se ha planteado de manera indirecta, es la primera vez que el argumento se encuentra en condición procesal de ser examinado”, indica en una parte de su resolución. Agrega que a decisión es procesal y no se expresa sobre el fondo de las acusaciones. Indica que esos tres casos deberán pasar ahora a la órbita de la Justicia federal en Brasilia. 

La medida afecta a procesos referidos a un apartamento triplex en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo; a una casa de campo en la localidad paulistana de Atibaia, y a una investigación sobre el Instituto Lula, fundado por el exmandatario. En el primer caso, Lula fue condenado a 12 años de prisión, que fueron 17 años en el caso referido a la casa de campo.


Quizá te interese leer:

EE UU se encuentra en alerta máxima por conspiración contra el Capitolio


Tras conocerse la decisión, Lula se pronunció. “Es el reconocimiento de que siempre tuvimos razón”, señaló en un comunicado difundido por la prensa.  “Nunca se indicó relación concreta con los hechos ilícitos ocurridos en Petrobras y que justificaran la determinación de la competencia del 13 (tribunal, que dictó las sentencias)”, añade la misiva enviada por el exmandatario brasileño.

“En esta trayectoria, y a pesar de todas las pruebas que hemos presentado, el ex presidente Lula fue injustamente encarcelado, sus derechos políticos despojados de manera indebida y sus bienes bloqueados. Siempre hemos probado que todas estas conductas fueron parte de una connivencia entre el entonces juez Sergio Moro y los integrantes del ‘grupo de trabajo’ de Curitiba, como lo reafirmó el material al que también tuvimos acceso con autorización de la Suprema Corte Federal”, expresa un párrafo de la misiva.

Lo cierto es que Lula, con esta victoria judicial, tiene el camino libre para presentarse a las elecciones presidenciales del 2022. Allí se vería cara a cara con el actual presidente Jair Bolsonaro. Sería, ciertamente, una revancha para el líder del Partido de los Trabajadores debido a que en la campaña del 2018 fue encarcelado cuando estaba puntero en los sondeos y eso permitió Bolsonaro avanzará y llegará al poder.

En las últimas semanas, Lula ha estado incluido en los sondeos de opinión para los próximos comicios y supera a Bolsonaro y al exministro y juez Sergio Moro, quien es su verdugo judicial. @mundiario

 

El Supremo brasileño anula las condenas de Lula por el caso Lava Jato
Comentarios