Los supervivientes del Tercer Mundo mueren al entrar en el mejor de los mundos

Cadáveres de náufragos subsaharianos en Lampedusa / RTVE
Cadáveres de náufragos subsaharianos en Lampedusa / RTVE

Horrores del colonialismo de doble dirección: Los supervivientes del infierno del Tercer Mundo perecen cuando intentan entrar en el paraíso del mejor de los mundos, a través del sur de Europa.

Los supervivientes del Tercer Mundo mueren al entrar en el mejor de los mundos

Horrores del colonialismo de doble dirección: Los supervivientes del infierno del Tercer Mundo perecen cuando intentan entrar en el paraíso del mejor de los mundos, a través del sur de Europa.

Italia, como España, sus “plazas de soberanía” o sus islas africanas, ocupan fronteras geopolíticas, las cuales las islamizaron antaño para marcar su naturaleza en buena medida. Pero también les han abierto algunas puertas a la colonización de segundo orden, por ejemplo Abisinia, Libia, Ceuta, Melilla, el “ Protectorado de Marruecos”, el Sahara, Guinea…

El sobrecogedor escenario de centenares de subsaharianos ahogados cerca de Lampedusa parece estos días peor porque los ha engullido el mar tempestuoso, de unos pocos golpes.

La todavía indefinida Unión Europea se lanza y devuelve la pelota de su tremenda responsabilidad: que si las fronteras son competencia exclusiva de cada país; que si la UE debe tener una política común ante esas personas forzadas a la subcondición de “simpapeles”.

El mirar hacia otro lado de espaldas a las miles de víctimas de este permanente muro de la vergüenza de los Estados meridionales, no es mucho más grave que la xenofobia con fines políticos de ese ministro francés nacido en Barcelona que quiere expulsar a ciudadanos rumanos so pretexto de que se refiere a los “gitanos”.

Aún no hay Unión Europea, ni siquiera confederación real.

Pero la habrá, por vez primera en la historia .

Y al Estado que deje de gustarle porque la vaca da menos leche, que se vaya.

Los supervivientes del Tercer Mundo mueren al entrar en el mejor de los mundos
Comentarios