Buscar

MUNDIARIO

Superando el 05 de junio en Perú

Pedro Pablo Kuczynski representa a una derecha conservadora y oligárquica, mientras que Keiko Fujimori representa a una derecha emergente y populista.

Superando el 05 de junio en Perú
Pedro Pablo Kuczynski.
Pedro Pablo Kuczynski.

Firma

Renatto Bautista Rojas

Renatto Bautista Rojas

El autor, RENATTO BAUTISTA ROJAS, analista político y columnista de MUNDIARIO, entre otros medios, es licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es Maestro en Gestión de Políticas Públicas por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es autor de los libros Medios de comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018). @mundiario

Mis felicitaciones a Pedro Pablo Kuczynski, el presidente electo de nuestro país. Me parece positivo que una persona con una buena performance académica-profesional llegué a ocupar la primera magistratura de nuestra República, pero gobernar un país supera si nuestro presidente electo tiene o no un buen currículo vitae.

El 5 de junio del 2016 nos deja un nuevo Presidente, los peruanos debemos apoyarlo no por él sino por la gobernabilidad democrática y sobre todo por el Perú. Por primera vez en nuestra historia republicana, tenemos la cuarta elección ininterrumpida para elegir al Presidente de la República. Serían 20 años de gobernabilidad democrática. Es un gran mérito de los peruanos demócratas.

Pedro Pablo Kuczynski representa a una derecha conservadora y oligárquica, mientras que Keiko Fujimori representa a una derecha emergente y populista.

Son dos fracciones del electorado contrapuestos porque los primeros quieren defender su posición privilegiada que viene desde la colonia, mientras los segundos luchan por consolidar su propio espacio político-económico.

Es una injusticia (lo he leído en varios artículos, en las redes sociales y te lo afirman personalmente) considerar que el elector que respaldo en primera vuelta (39%) y segunda vuelta (49.8%) a Fuerza Popular sea “ignorante” o “narcotraficante” y/o “corrupto.”

Sería reduccionista de mi parte sumarme a los coros que esta elección sólo fue una definición de la moralidad vs la anti moralidad. Más “moral” no te hace elegir una u otra opción política. La moralidad no se define en una elección presidencial, se define en tu desempeño como ciudadano, como profesional, y sobre todo como ser humano.

Hay un fenómeno social que poco se escribe y se habla en voz alta en el Perú. Me refiero al Perú emergente y emprendedor.

Desde el último cuarto de siglo, en el Perú, ha surgido un gran fenómeno que es la clase media emergente. Algunos los desdeñan ni quieren hablar de ellos, pero existen y mueven gran parte de la economía peruana. Nuestra economía ya no es exclusividad de las familias de grandes apellidos venidos desde el virreinato, también es movida por los Huamán, Rojas, Sánchez, Quispe, y mil etcéteras.

El día de hoy, Fuerza Popular, es el único partido que ha captado las necesidades de los peruanos emergentes y emprendedores. Este porcentaje del electorado peruano ha buscado una fuerza política con un mensaje claro a favor de ellos. Hoy el emisor es Fuerza Popular, en la elección del 2021 podrían seguir siendo ellos u otra agrupación política. Sólo Dios y la historia saben que partido político en las elecciones del 2026, 2031 y las subsiguientes llevarán el mensaje del Perú emprendedor y emergente

Otro fenómeno no estudiado ni analizado en el Perú es la movilidad social.

Hoy mi generación (en líneas generales) tiene estudios universitarios (algunos, con menos de 30 años hasta tienen estudios de Post grado) y trabajo.

Hace 40 años, nuestros pares  no tenían ni estudios universitarios ni trabajos y mucho menos eran propietarios de sus hogares.

Hoy la propiedad privada, los estudios universitarios y/o el trabajo han posibilitado una positiva movilidad social. El peruano emergente y emprendedor es una realidad.

Si observamos detenidamente los resultados de la ONPE, veremos que en los distritos limeños de Comas, Independencia, El Agustino, Santa Anita, Villa El Salvador, Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores y San Juan de Lurigancho (los denominado conos) ganó Fuerza Popular, ni que decir del elector de las ciudades de Trujillo, Chiclayo, Piura, Tumbes e Ica donde también ganó Fuerza Popular.

Esta situación me lleva a la conclusión que el  elector emergente de dichos distritos limeños y capitales de regiones, ven con agrado esa opción política porque ellos han sido los únicos (por el momento) en escuchar sus necesidades y tomarlas como suyas.

Es necesario que forjemos un proyecto nacional (todos los países industrializados lo han forjado en su propio espacio tiempo histórico), respaldado por nuestra clase media emergente y emprendedora, que debe convertirse en nuestra burguesía nacional. 

Con un verdadero proyecto nacional, con una burguesía nacional, con un nuevo líder político y sobre todo con una nueva clase política vamos a construir el Perú democrático del siglo XXI. Nuestros hijos, nietos y bisnietos se lo merecen.

Es ahora o nunca, la historia nos sentenciará.

¡Qué viva el Perú!