¿Tiene Estados Unidos interés en que nadie acumule demasiado poder en Europa?

Ucrania sufre una guerra civil.
Ucrania sufre una guerra civil.

George Fridman, CEO y fundador de Stratfor, brindó al periódico 'Kommersant'  que en Ucrania se vivió "el golpe de Estado más descarado de la historia".

¿Tiene Estados Unidos interés en que nadie acumule demasiado poder en Europa?

George Fridman, CEO y fundador de Stratfor, brindó al periódico 'Kommersant'  que en Ucrania se vivió "el golpe de Estado más descarado de la historia".

En el reportaje, George Friedman rechaza las acusaciones contra Rusia por cambiar las fronteras europeas con la reincorporación de Crimea: "El primer ejemplo de cambiar las fronteras por la fuerza fue Yugoslavia, y Kosovo fue la culminación de ese proceso. Estados Unidos estuvo directamente implicado en eso".

Stratfor es una agencia privada de inteligencia, fuertemente vinculada al Mossad y a la CIA, de la que es contratista y fue expuesta por Wikileaks entre miles de filtraciones.

Para Friedman, el proceso de fragmentación de Ucrania no resulta extraño a otros eventos ocurridos en Europa desde el fin de la Guerra Fría, único período en que las fronteras permanecieron estables:

> "Apenas terminó la Guerra Fría se redibujaron las fronteras de Yugoslavia, luego las del Cáucaso. Recientemente el 45% de los escoceses votaron por la independencia luego de 300 años. Lo mismo en Cataluña. Por eso el proceso de Ucrania, donde una parte del país se vincula a la Unión Europea y la otra parte a Rusia, se ajusta a las tendencias de Europa y a la crisis que vive".

> "La política exterior de Estados Unidos en el último siglo fue consistente: evitar que nadie acumule demasiado poder en Europa. Intervino en la Primer Guerra Mundial tras la abdicación de Nicolás II en 1917 para evitar la hegemonía de Alemania; y en la Segunda Guerra Mundial abrió un segundo frente ya muy tarde (junio de 1944) cuando era claro que la URSS prevalecía sobre Alemania", explica Friedman.

> "Lo que busca Estados Unidos es debilitar cualquier hegemonía regional, como hizo con Serbia, Irak o Irán. Cuando el enemigo está a punto de estabilizar su lugar, lo golpea en la cara para torcer el balance de poder. Estados Unidos no busca ganar, sino crear el caos para evitar que se fortalezcan".

Para Friedman, los miembros europeos de la OTAN se fueron debilitando en el plano militar, mientras el poder de Rusia crecía. La seguridad de Rusia está vinculada a lo que sucede sobre sus fronteras en los países Bálticos, Ucrania, Bielorrusia y otros países de Europa del Este.

"Las autoridades rusas no pueden tolerar una situación en la cual las fuerzas armadas occidentales se ubiquen a unos cientos de kilómetros de Kursk o Voronezh", explica. "Estados Unidos vio que en Ucrania se consolidaba un gobierno allegado a Moscú y no podían permitir que consolidara su poder en el espacio post-soviético. El éxito de las fuerzas pro occidentales en Ucrania permitirían contener a Rusia, que  llama a los acontecimientos de principios de 2014 como un golpe organizado por Estados Unidos. Y realmente fue el golpe más descarado de la historia".

Según Friedman, Moscú busca una Ucrania neutral mientras que Washington persigue un espacio de contención contra Rusia, que "está saliendo de su posición defensiva que tomó en 1992 (desde el fin de la URSS) restaurando su esfera de influencia".

Las sanciones contra Rusia, dice Friedman, le provoca un perjuicio mínimo a los Estados Unidos y uno más grande a una Europa que capituló ante Washington, buscando reducir la capacidad de maniobra rusa. Si bien Friedman señala que la situación actual demuestra el poder que ostenta globalmente Estados Unidos, el derrumbe del precio del petróleo no responde únicamente a esto.

"China, India y Brasil redujeron su expectativa de crecimiento, y Europa habitualmente no crece, ¿qué se podía esperar? El principal error fue poner en el centro de la estrategia económica la venta de energía cara, en vez de usar esos recursos en los últimos diez o quince años en diversificar la economía". 

george friedman stratfor

¿Tiene Estados Unidos interés en que nadie acumule demasiado poder en Europa?
Comentarios