Una sospechosa actuación en una de las mejores zonas de A Coruña mantiene la tensión ciudadana

La Solana y el Hotel Finisterre, en A Coruña.
La Solana y el Hotel Finisterre, en A Coruña.

Detrás de posibles medidas para paliar una pésima gestión económica de la Autoridad Portuaria de A Coruña se esconde una operación que moviliza a la Comisión Abierta en Defensa de lo Común.

Una sospechosa actuación en una de las mejores zonas de A Coruña mantiene la tensión ciudadana

La sombra de un gran pelotazo en la primera línea de mar de A Coruña no desaparece, de ahí que la ciudadanía no pierda de vista maniobras que pueden esconder intereses a medio o largo plazo. De hecho, una sospechosa actuación en una de las mejores zonas de A Coruña mantiene la tensión ciudadana. Tanto, que detrás de posibles medidas para paliar una pésima gestión económica de la Autoridad Portuaria de A Coruña se esconde una operación que moviliza de nuevo a la Comisión Abierta en Defensa de lo Común.

Coincidiendo con la celebración de un consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña, previsto para este jueves, a las 18 horas, la Comisión Abierta en Defensa de lo Común, plataforma cívica constituida en su día para denunciar la venta por parte del Ministerio de Defensa de las tres parcelas del Campo da Estrada que conforman el polígono de A Maestranza, anuncia para las 17:30 horas una concentración delante del edificio del ente portuario para mostrar su rechazo a la venta de las instalaciones del complejo deportivo de La Solana y el hotel Finisterre y exigir la devolución gratuita de ambas instalaciones al Ayuntamiento de A Coruña.

En apoyo de su reclamación, la Comisión Abierta en Defensa de lo Común explica que tanto La Solana como el Finisterre ocupan 25.000 metros cuadrados de terrenos de titularidad pública o ganados, en diversas etapas, al mar, y recuerda que la antigua playa de O Parrote sobre la que se yergue La Solana forma parte de lo común y, por tanto, el complejo debe ser devuelto gratuitamente al pueblo de A Coruña.

Finalmente, esta comisión cívica de la que Ricardo Vales es portavoz lamenta que la ciudadanía tenga que pagar facturas políticas en nombre de las exiguas cuentas de una entidad pública como la Autoridad Portuaria de A Coruña, más interesada en fomentar la cuestión privada que el aspecto público de las instalaciones, añadiendo que "permitirlo sería tanto como abdicar de nuestra propia condición de ciudadanos". La Autoridad Portuaria de A Coruña es protagonista de una de las peores gestiones portuarias de España.

Una sospechosa actuación en una de las mejores zonas de A Coruña mantiene la tensión ciudadana
Comentarios