Sin sorpresas en Nicaragua, Daniel Ortega gana tras ‘eliminar’ con malas artes a la oposición

Rosario Murillo y Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. / Twitter
Rosario Murillo y Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. / Twitter

Ortega logra su tercer mandato consecutivo, instaurando en este país centroamericano una nueva dinastía familiar, con su mujer, vicepresidente, en la línea de sucesión constitucional si el presidente llegara a faltar.

Sin sorpresas en Nicaragua, Daniel Ortega gana tras ‘eliminar’ con malas artes a la oposición

El Frente Sandinista de Liberación Nacional de Daniel Ortega lidera el recuento de los votos en la elección presidencial de Nicaragua con el 72,1% de los votos, con el 66,3% de las mesas escrutadas, según el segundo informe del Consejo Supremo Electoral (CSE).

El CSE informó en su segundo boletín que la participación fue de 65,8% a nivel nacional.

Con este resultado Ortega intenta legitimar su mandato y demostrar apoyo a su modelo de gobierno autoritario, basado en una alianza con el sector empresarial, exclusión de la oposición, acoso a la prensa independiente y control total de todas las instituciones del Estado. Un modelo instaurado desde 2007, cuando regresó al poder tras 16 años liderando la oposición, y que ahora comparte oficialmente con su mujer.

Ortega, sin embargo, se enfrenta a un país fracturado políticamente, con un contexto internacional cada vez más desfavorable. Los ojos están puestos ahora en las elecciones de Estados Unidos y sus resultados, después de que el Congreso de ese país aprobara una serie de sanciones contra Nicaragua, que están a la espera de ser ratificados por el Senado. Se trata de la Nicaragua Investment Conditionality Act, llamada “Nica Act”, que establece que Estados Unidos puede prohibir préstamos que organismos multilaterales como el Banco Mundial o el BID entregan a Nicaragua, valorados en 250 millones de dólares y básicos para financiar el presupuesto de infraestructuras en el país.

Sin sorpresas en Nicaragua, Daniel Ortega gana tras ‘eliminar’ con malas artes a la oposición
Comentarios