Las sociedades son cada vez más diversas, pero la intolerancia aumenta en muchos lugares

Miembros armados del Estado Islámico. / RR SS
Miembros armados del Estado Islámico. / RR SS

Pueden encontrarse tensiones sectoriales en la raíz de muchos conflictos en razón del aumento del extremismo violento, las violaciones de derechos humanos a gran escala y la depuración cultural.

Las sociedades son cada vez más diversas, pero la intolerancia aumenta en muchos lugares

El llamamiento "a practicar la tolerancia" fue incorporado en la Carta de Naciones Unidas hace 70 años para que formara parte de la identidad de la ONU. Hoy, en un mundo golpeado por las turbulencias y el cambio, ese llamamiento sigue constituyendo una piedra de toque fundamental para nuestra labor.

Las personas están más conectadas; sin embargo, ello no significa que exista un mayor entendimiento. Las sociedades son cada vez más diversas, pero la intolerancia está aumentando en muchos lugares. Pueden encontrarse tensiones sectoriales en la raíz de muchos conflictos en razón del aumento del extremismo violento, las violaciones de derechos humanos a gran escala y la depuración cultural. Además, la mayor crisis de desplazamientos forzados desde la Segunda Guerra Mundial ha engendrado odio y xenofobia contra los refugiados y otras personas.

La tolerancia lleva aparejada la obligación de actuar, y debe enseñarse, alimentarse y defenderse

La tolerancia es mucho más que la aceptación pasiva del "otro". Lleva aparejada la obligación de actuar, y debe enseñarse, alimentarse y defenderse. La tolerancia exige que los Estados inviertan en las personas y en la realización de todo su potencial por medio de la educación, la inclusión y la creación de oportunidades, lo que implica la construcción de sociedades fundadas en el respeto de los derechos humanos, en que el miedo, la desconfianza y la marginación son sustituidos por el pluralismo, la participación y el respeto de las diferencias.

Este es el mensaje del Día Internacional para la Tolerancia, que se plasmó en la Declaración de Principios sobre la Tolerancia de la UNESCO, aprobada en 1995. Es la misma idea que anima el Decenio Internacional de Acercamiento de las Culturas (2013-2022), que está impulsando la UNESCO en todo el mundo.

En el Día Internacional para la Tolerancia, este 16 de noviembre, reconocimos el creciente peligro que representan quienes procuran dividir. Comprometámonos a forjar un camino marcado por el diálogo, la cohesión social y el entendimiento mutuo.

Las sociedades son cada vez más diversas, pero la intolerancia aumenta en muchos lugares
Comentarios