Síndrome de La Habana: EE UU compensará a las víctimas con hasta 200.000 dólares

Síndrome de La Habana. Americateve
Síndrome de La Habana. / Americateve

Dos asesores del Congreso aseguran que Washington indemnizará a los funcionarios que hayan sufrido lesiones compatibles con el misterioso síndrome que se reportó por primera vez en Cuba en 2016.

Síndrome de La Habana: EE UU compensará a las víctimas con hasta 200.000 dólares

Estados Unidos indemnizará a las víctimas del ‘síndrome de La Habana’: el nombre que se le ha otorgado al misterio de las lesiones cerebrales que han sufrido espías, diplomáticos, soldados y otros miembros del personal estadounidense en diferentes países en los últimos años, y que sigue sin resolverse casi seis años después. 

Dos asesores del Congreso citados por The Washington Post han asegurado que la Administración de Joe Biden compensará a los funcionarios (y sus familiares) que hayan sufrido lesiones compatibles con el conjunto de síntomas que se reportaron por primera vez en Cuba en 2016. Los afectados recibirán entre 100.000 y 200.000 dólares: la cifra se determinará en base al alcance de las lesiones, que en algunos casos incluyen daño cerebral no limitado, vértigo, daño cognitivo y problemas de vista y oído. Y el departamento para el que trabajan o trabajaron, según un exagente de inteligencia.

Los Ángeles Times detalla que solo las víctimas empleadas por el Departamento de Estado y sus dependientes recibirán los pagos de parte del organismo responsable de la política exterior de Estados Unidos. El resto de los afectados recibirá la compensación de parte de las agencias federales que le haya contratado. Según esta información, un 20% del número total de víctimas son o fueron empleadas por el Departamento de Estado, y casi todas las demás por la CIA o el Departamento de Defensa.

Ley de La Habana

Las fuentes citadas afirman que la CIA y el Departamento de Estado han estado trabajando en las últimas semanas en el plan para indemnizar a las víctimas, en el marco de la Ley de La Habana que el presidente Biden promulgó en 2021. "La CIA ha estado trabajando en asociación con la interagencia como parte de un proceso coordinado a través del Consejo de Seguridad Nacional sobre desarrollando la guía de implementación requerida por la Ley de La Habana y pronto tendremos más información al respecto", señaló un funcionario de la agencia de inteligencia en un comunicado publicado en junio.

La normativa, que requiere que el Departamento de Estado y la CIA definan lo que calificaría como una lesión cerebral para ser implementada, permitiría “hacer pagos al personal por ciertas lesiones cerebrales con las características que cumplan los requisitos”, al tiempo que obliga al departamento ejecutivo federal a hacer del conocimiento público sus planes para emitir las compensaciones, lo cual, han insistido los funcionarios será “pronto”.

"En términos más generales, la principal prioridad del secretario es la salud, la seguridad y la protección del personal del Departamento y los miembros de las familias. El Departamento está haciendo todo lo posible para garantizar que los empleados que informen un AHI [incidente de salud anómalo] reciban atención y cuidado inmediatos y adecuados", ha detallado un vocero de la CIA.

Síndrome de La Habana, un misterio sin resolver

El enigma del Síndrome de La Habana sigue siendo un misterio indescifrable para científicos, médicos y funcionarios después de casi seis años de investigación. La Administración de Joe Biden confirmó en mayo del año pasado que investigaría los extraños episodios que, hasta entonces, habían afectado a unos 130 funcionarios estadounidenses en países como Cuba, China, Siria, Tayikistán, Alemania, Austria, Francia, Suiza, Colombia o Australia e incluso en ciudades como Washington y Miami, en los últimos cinco años.  

Pero el caso más sonado a nivel mundial hasta la fecha es el que le dio nombre al “síndrome”: el escándalo de los “ataques sónicos” a diplomáticos en la embajada de EE UU en La Habana. El escándalo por los incidentes sacudió la sede de la misión diplomática permanente de Washington en la isla y encendió las alertas internacionales a finales de 2016, cuando una “agresión sónica” provocó repercusiones significativas como mareos, confusión mental, sordera y lagunas de vocabulario básico en los afectados (entre ellos, además, trabajadores de la sede de Canadá en Cuba).

La situación obligó al presidente estadounidense a investigar el trasfondo de los ataques, en medio de críticas de las víctimas al Departamento de Estado por “minimizar el problema”.

Un informe firmado por un comité de expertos creado por la Casa Blanca para investigar “los incidentes de salud anómalos (AHI, por sus siglas en inglés)” relacionados con el síndrome de La Habana determinó en mayo que los síntomas eran "genuinos y convincentes". El panel de expertos, compuesto por profesionales con experiencia en áreas relevantes de la ciencia, la medicina y la ingeniería, entre otras, ha deslizado que algún tipo de energía electromagnética, especialmente emitida en una radiofrecuencia concreta, podría ser una explicación "plausible" del síndrome.  

El pasado otoño, el Congreso aprobó, con apoyo de demócratas y republicanos, una ley para apoyar económicamente a las víctimas del caso. El problema es que meses después la normativa no ha sido implementada porque el Departamento de Estado y la CIA no han logrado definir lo que se calificaría como una lesión cerebral.

“Corresponde que la CIA y el Estado utilicen los mismos criterios para implementar la Ley de La Habana. Tanto para quién se considera víctima como para qué nivel de compensación tiene derecho. Me sigue preocupando que ambas agencias no sigan la intención de lo que ahora es ley, basada en el hecho histórico de que el gobierno de EE.UU. falle en tomarse en serio los casos de la víctimas", ha dicho Marc Polymeropoulos, un exigente de la CIA afectado por un extraño ataque en Moscú en 2017. "Recuerden, esta ley está diseñada para proporcionarles alivio financiero a las víctimas cuyas carreras y vidas han sido destruidas, y que han sufrido dificultades mentales, físicas y financieras". @mundiario

 

 

Síndrome de La Habana: EE UU compensará a las víctimas con hasta 200.000 dólares
Comentarios