Los sindicatos apuran a Sánchez a que supere su desconfianza hacia Podemos

Pedro Sánchez durante su reunión con líderes sindicalistas. / Twitter
Pedro Sánchez durante su reunión con líderes sindicalistas. / Twitter
Tanto CC OO como UGT piden que haya rápidamente un Gobierno de izquierdas aunque no han pedido que sea uno de coalición.
Los sindicatos apuran a Sánchez a que supere su desconfianza hacia Podemos

Los principales líderes sindicales han solicitado al presidente Pedro Sánchez que apure un programa de izquierdas para salir del bloqueo político actual. Unai Sordo y Pepe Álvarez, líderes de CC OO y UGT, respectivamente, se entrevistaron este jueves con el presidente en funciones y le transmitieron su deseo de que ponga a un lado la desconfianza mutua con Unidas Podemos para que se pueda formar un gobierno de izquierdas. "No se puede perder la oportunidad", le espetó Álvarez.

La idea de ambos es apurar a un pacto que evite ir a nuevas elecciones. Tanto CC OO como UGT han reconocido que los resultados de los comicios del 28 de abril es suficiente para un Gobierno como el que ambos han exigido desde hace años. Sordo y Álvarez han exigido que se derogue la reforma laboral que impulsó el Gobierno del Partido Popular en 2012, la de pensioens del año siguiente y aumentar la capacidad de recaudación del Estado a fin de poder invertir más en políticas sociales. Esa última sería la piedra angular del programa que demandan. La otra cara serían reformas puramente estructurales que impulsaran políticas industriales, cambios en el sistema eléctrico y la formación profesional, redacta El País.

No obstante, ninguno de los dos ha pedido que se forme un Gobierno de coalición, sino que simplemente sea de izquierdas. "El presidente nos ha agradecido que no entremos en la fórmula", reconoció Álvarez cuando abandonó el cónclave.

Esta reunión dejó claro que efectivamente los recelos entre Sánchez y Pablo Iglesias no hacen sino precipitarse un poco más cada día, según palabras de los dos líderes sindicalistas. "La izquierda tiene que tener claro que los días pasan”, comparecieron. Sordo les pidió que aun así pasaran a la acción y que dejaran "un poco más en paz el Twitter".

Tanto los cónclaves con Álvarez como son Sordo, como los que sostuvo con líderes empresariales iniciaron a las 13.00 en La Moncloa. Es la primera vez que el presidente convoca a una ronda de contactos con representantes sociales y civiles en la sede de la Presidencia. Sindicatos y patronales son las únicas organizaciones con un papel fijado en la Constitución que el jefe de Gobierno ha hospedado en su despacho. Eso deja clara la relevancia que le da a ambas. En horas de la tarde, el jefe socialista se entrevistará con representantes de organizaciones de autónomos aunque será en un local en Madrid.

Álvarez y Sordo ya se habían reunido también con emisarios de Unidas Podemos, aunque eso fue antes de que la investidura se estrellara en el Congreso en la última semana de julio.

Unidas Podemos también se reunió ya con Antonio Garamendi, jefe de la CEOE, quien estuvo este jueves en La Moncloa. Garamendi iba con la intención de reclamar llamados "pactos de Estados". El representante del sector empresarial ha vivido muy de cerca todos los acontecimientos desde el 28 de abril. Se recuerda especialmente la polémica que levantó cuando pidió a Ciudadanos que tomara la mano del PSOE para formar un nuevo Ejecutivo, algo que no hizo ninguna gracia en ninguno de los dos partidos. Garamendi no volvió a abrir la boca tan ampliamente desde entonces pero tampoco oculta que esa sigue siendo su opción predilecto.

Garamendi tampoco ve con malos ojos que se repitan las elecciones, tal y como manifestó en julio durante una asamblea de la CEOE. @mundiario

Los sindicatos apuran a Sánchez a que supere su desconfianza hacia Podemos
Comentarios