Silenciosa pero valiente, la Justicia es hoy el referente, la gran esperanza

Símbolos de la justicia.
Símbolos de la justicia.

Constituye la mejor defensa de una sociedad plena y democrática, de las libertades y derechos constitucionales, que son fundamento de la Paz y la Justicia social.

Silenciosa pero valiente, la Justicia es hoy el referente, la gran esperanza

                                               “El futuro no está escrito, porque sólo el pueblo puede escribirlo”

                                                                                                         Adolfo Suárez, 10-10-1976

Ahora que el primer Presidente de la Democracia se ha ido, –como diría un sabio, a un plano superior-. En el recuerdo como un cuadro impregnado de nostalgia, nos queda aquella brillante y juvenil democracia, de la que él sin duda  fue  su valiente artífice.

Con el paso del tiempo, a veces me parece que fuimos más felices ayer.

Jóvenes llenos de ilusiones personales y profesionales, que conformábamos una sociedad plural y democrática. Con la ilusión de que nuestros principios constituían un sólido apoyo moral e íntimo de cada uno.

Aquel, quizás… fue un momento más ético que el actual.

En el discurrir ya, de ese ayer entrelazado de presente, creo que la Justicia es hoy la gran esperanza.

Representa el referente del ciudadano frente a las jerarquías que ostentan poder, la protección del débil ante la afrenta y el abuso.

Impartida por aquellos juristas, que con la grave responsabilidad de cumplir con su deber , en la soledad de sus despachos, ejercen su función con profundo respeto de la verdad, con la conciencia limpia y el espíritu libre.

Esa Justicia, independiente, si cabe humilde, discreta, llena de sabiduría, razonada, razonablemente proclive al humanismo.

Que mira a los ojos de las personas, más que con severidad, con ecuanimidad, como a  iguales.

Silenciosa pero valiente, sé que existe, la reconozco tras años de ejercicio profesional, y en ella  creo. Ella, con su difícil balanza, constituye la mejor defensa de la sociedad plena y democrática que entre todos hemos construido desde la Transición, de las libertades y derechos constitucionales, que son  fundamento de la Paz y la Justicia social.

Esa Justicia, es la principal, quizás… la última esperanza de este noble pueblo, que somos todos nosotros.

Silenciosa pero valiente, la Justicia es hoy el referente, la gran esperanza
Comentarios