Los servicios de inteligencia señalan a Moscú en el asesinato del desertor ruso

Maxim Kuzmínov, capitán ruso. / RR SS.
Maxim Kuzmínov, capitán ruso. / RR SS.
Los servicios de inteligencia españoles apuntan a la implicación del Kremlin en el asesinato de Maxim Kuzmínov, un capitán ruso que desertó a Ucrania.
Los servicios de inteligencia señalan a Moscú en el asesinato del desertor ruso

Los servicios de inteligencia españoles han lanzado una alerta tras el asesinato en Alicante de Maxim Kuzmínov, un capitán ruso que desertó a Ucrania en agosto pasado. Las autoridades españolas apuntan a la implicación de agentes enviados por Moscú en este crimen, que ha desencadenado una tensión diplomática entre España y Rusia.

Aunque públicamente el Gobierno español ha sido cauto en sus declaraciones, fuentes diplomáticas citadas por El País reconocen la gravedad del asunto y advierten que España responderá con firmeza si se confirma la participación de los servicios secretos rusos en el crimen.

El caso de Kuzmínov no es el primero en el que agentes rusos están involucrados en el asesinato de disidentes en Europa occidental. Sin embargo, es la primera vez que ocurre en suelo español. Moscú no ha ocultado su satisfacción por el crimen, lo que ha generado una gran preocupación en las autoridades españolas.

El capitán ruso desertó a Ucrania con su helicóptero de combate Mi8, lo que generó un gran revuelo en Rusia. Dos compañeros del piloto murieron abatidos por las fuerzas ucranianas cuando intentaban huir tras el aterrizaje de Kuzmínov en una base militar cercana a Járkov. Desde entonces, Moscú ha considerado a Kuzmínov un "traidor criminal".

Expertos en inteligencia señalan que la Embajada de Rusia en España probablemente estuvo al margen de la operación para evitar implicaciones diplomáticas directas. Sin embargo, destacan que los servicios secretos rusos suelen utilizar la colaboración de ciudadanos rusos residentes en España y organizaciones mafiosas para llevar a cabo sus objetivos.

El asesinato de Kuzmínov, ocurrido el 13 de febrero en la urbanización donde residía en Villajoyosa (Alicante), ha generado gran preocupación en las autoridades españolas. Aunque se cree que los autores materiales del crimen ya han abandonado el país, España está decidida a investigar a fondo y tomar medidas si se confirma la implicación de Rusia en el asesinato.

Este incidente marca un precedente en las relaciones entre España y Rusia, que hasta ahora no habían visto casos de ejecuciones extrajudiciales rusas en suelo español. Sin embargo, la gravedad del asunto exige una respuesta contundente por parte de las autoridades españolas, que no pueden permitir que este tipo de actos queden impunes. @mundiario

Comentarios