Servicios de inteligencia rusos podrían estar detrás del movimiento independentista catalán

Banderas independentistas en una manifestación en Cataluña. / Mundiario
Banderas independentistas en una manifestación en Cataluña. / Mundiario

La Audiencia Nacional investiga a un grupo de espías rusos por su relación con el referéndum del 1-O. Se trata de una unidad militar de élite especializada en operaciones de desestabilización en Europa. Esta unidad esta siendo objeto de investigación en otros cuatro países europeos

Servicios de inteligencia rusos podrían estar detrás del movimiento independentista catalán

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, abrió hace siete meses unas diligencias secretas para investigar los posibles movimientos en Cataluña de la unidad GRU-29155, un grupo militar de élite vinculado al espionaje ruso que habría operado durante los últimos diez años con el objetivo de desestabilizar Europa. Esta Unidad GRU-29155 está, además, siendo objeto de investigación en otros cuatro países europeos.

La supuesta intervención de la Unidad 29155 que ahora investiga la Audiencia Nacional está relacionada con el procés en Cataluña, según confirman diversas fuentes a El País.

Esta unidad estaría formada por oficiales del Departamento Central de Inteligencia ruso (GU, según sus siglas actuales, aunque se le sigue conociendo como GRU, su antigua denominación) que operan como agentes encubiertos para llevar a cabo acciones de subversión, sabotaje y asesinatos.

Los servicios de información occidentales, según artículos publicados por medios como The New York Times y la web de investigación Bellingcat, y recogidos por El Español, relacionan a la Unidad GRU-29155 con el intento de asesinato en el Reino Unido del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, envenenados en marzo de 2018  en Reino Unido, y con un frustrado golpe de Estado en Montenegro en octubre de 2016, hecho por el que fueron condenados en rebeldía dos antiguos espías soviéticos, Eduard Sismakov y Vladímir Popov.

La Unidad GRU-29155 también ha sido vinculada con el intento de asesinato del traficante de armas búlgaro Emilian Grevev en 2015 y con una campaña de desestabilización en Moldavia, aunque el Gobierno de Putin siempre ha negado toda relación con estos hechos.

Fuentes de la Audiencia Nacional han confirmado a diversos medios españoles la existencia de unas diligencias penales centradas en un agente ruso identificado cono Denis Vyacheslavovich Sergeev, que actúa con la identidad de Sergey Vyacheslavovich Fedotov. No es la primera vez que existen sospechas de la supuesta injerencia rusa y de sus espías en el desafío independentista catalán.

De acuerdo con una investigación publicada por Bellingcat, Fedotov ha realizado en los últimos nueve años numerosos viajes a países de Asia Central, Oriente Medio y Europa, entre ellos a Londres justo antes y después del referéndum del Brexit en 2016 y a Barcelona en coincidencia con el referéndum independentista ilegal del 1-O.

Las pesquisas, de las que se encarga la Policía Nacional, se centran en el viaje que Fedotov hizo a Barcelona el 5 de noviembre de 2016, un mes antes de que se pusiera en marcha el llamado Pacto Nacional por el Referéndum promovido por el entonces presidente catalán Carles Puigdemont y que agrupó a formaciones políticas y organizaciones sociales comprometidas con el objetivo de celebrar el referéndum de independencia. En ese primer viaje Fedotov habría estado en Cataluña seis días, regresando a Moscú desde Zúrich (Suiza). El espía volvió a Barcelona el 29 de septiembre de 2017 y regresó a Moscú, vía Ginebra, el 9 de octubre de 2017. Estuvo, pues, en Cataluña durante la celebración del 1-O. @mundiario

Servicios de inteligencia rusos podrían estar detrás del movimiento independentista catalán
Comentarios