Serenidad democrática en Madrid

Isabel Díaz Ayuso durante su votación/ @Idiazayuso
Isabel Díaz Ayuso durante su votación/ @Idiazayuso
Serenidad democrática en Madrid

En un análisis de urgencia de las elecciones de Madrid lo primero a destacar es la  participación record, en torno al 80 %, y la serenidad democrática de los madrileños  frente a la campaña infame de los políticos. Además, en este comentario caben otras anotaciones.

Una. Los madrileños valoraron la gestión sanitaria y económica de Díaz Ayuso. Mantuvo la abierta la ciudad y la actividad de las empresas -la EPA corroboró que Madrid fue líder en la creación de empleo- y estuvo al lado de la gente. Su victoria es tan aplastante que supera a toda la izquierda y le permitirá gobernar cómodamente. Nadie puede creer que haya en Madrid tantos fascistas y tabernarios como ven Iglesias y Tezanos.

Dos. El Partido Socialista obtuvo ¡menos votos que Mas Madrid!. Su candidato empezó en la moderación -“con este Iglesias, no”- y, obligado, cambió de discurso para acabar unido al Iglesias más radical y perdido. Sánchez y asesores subestimaron a Ayuso con ese aire de superioridad moral que el presidente exhibe cuando habla de la derecha. La estrategia diseñada por Moncloa fue equivocada.

Tres. Más Madrid es lo mismo que Podemos con formas más educadas. Su candidata demostró personalidad y cercanía a la gente y los madrileños le premiaron con un gran resultado. Debería explicar por qué, siendo sanitaria, cuestionó con tanta vehemencia al hospital Zendal.  

Cuatro. El líder y candidato de Podemos demostró estar perdido en un mundo irreal en el que solo ve fascistas. Tanto el Partido Popular como Vox, que obtuvo el resultado esperado, se ajustan a los principios de la democracia, que es ejercer el poder siguiendo las reglas del Estado de Derecho. Fue poco elegante en su dimisión que estaba cantada.

Cinco. Edmundo Bal pagó las consecuencias de la decisión equivocada del partido que se entregó a la estrategia de Moncloa para descabalgar al PP de poder autonómico. El electorado toma nota y castiga severamente los desatinos políticos. 

Dos notas a pie de página

Una: ¿el “efecto Ayuso” anticipa el “efecto PP” a nivel nacional? Si el PP demuestra que es alternativa puede obtener la confianza ciudadana cuando toque. Ayuso, con su aspecto frágil, demostró que el sanchismo se vence con gestión y con otra forma de hacer política. Moncloa empleó toda su artillería y no pudo con ella.

Dos: La libertad no dependía de las elecciones de Madrid, como insinuaron algunos candidatos. Tampoco dependía de estos comicios que los comunistas puedan seguir defendiendo sus ideas. Afortunadamente, la democracia y la libertad son una conquista de todos los españoles. Cuidémoslas.  @mundiario

...

Serenidad democrática en Madrid
Comentarios