Será difícil que las denuncias penales puedan frenar el procès en Cataluña

Marcha por la independencia catalana. / forumlibertas.com
Marcha por la independencia catalana. / forumlibertas.com

Todos sabemos que  el Gobierno del Estado maneja la Fiscalía y que su independencia respecto  del "procès"  catalán les costó el puesto a un Fiscal General y a un Fiscal Superior de Catalunya.

Será difícil que las denuncias penales puedan frenar el procès en Cataluña

Mientras pretender poner las urnas para que los catalanes decidan se considera en el conjunto del Estado español un acto de sedición, muchos fuera del Estado no comprenden la obsesión de Madrid para que no hable el pueblo y casi nadie fuera del Estado apoya la persecución penal por querer que el pueblo catalán vote.

Para buena parte de la opinión publicada en el Estado español  parece que querer poner las urnas para que el pueblo catalán pueda decidir su futuro constituye un acto sedicioso o golpista. Convocar un referéndum que quieren más del 70% de los catalanes después de cinco años intentando sin suerte un acuerdo bilateral con el Estado para desarrollarlo parece que es negativo, como sí votar fuera a expandir el contagio del ébola.

En cambio, que el Estado active el enjuiciamiento y condena del anterior Presidente de la Generalitat y de dos de sus antiguos consellers, que el Tribunal de Cuentas les reclame más de 5M€ o que la Guardia Civil impute altos cargos de la Generalitat en el marco de un procedimiento penall declarado secreto (cómo se investigaran  una peligrosa banda internacional de delincuentes) se ve por muchos de estos opinadores como la demostración de un funcionamiento normal del Estado de Derecho.

Todos sabemos que  el Gobierno del Estado maneja la Fiscalía y que su independencia respecto  del "procès"  catalán les costó el puesto a un Fiscal General y a un Fiscal Superior de Catalunya. Recordemos la manifestación del anterior Ministro del Interior conspirando con el antiguo Director de la Oficina anti fraude de Catalunya: "la Fiscalía te lo afina", refiriéndose a la preparación de dossiers mediáticos y ulteriores denuncias judiciales sobre hechos falsos, como la imputación  a Xavier Trías, anterior alcalde de Barcelona, de la titularidad de una cuenta en Suiza con un saldo máximo de 12,9 M€.

El "procès" llegó a un punto de no retorno. Es un movimiento social transversal, que va desde la derecha hasta  la extrema izquierda y que incluso avanza entre los comunes de Ada Colau.

El "procès" llegó a un punto de no retorno. Es un movimiento social transversal, que va desde la derecha hasta  la extrema izquierda y que incluso avanza entre los comunes de Ada Colau. Cuenta con mayoría absoluta en el Parlament y recibió de la mitad del electorado un mandato muy concreto en el sentido de avanzar hacia la soberanía de Catalunya. Además, cuenta con un Presidente y con un Gobierno convencidos para avanzar y no retroceder. Harán falta  algo más que denuncias penales para poder frenar este proceso.

Claro es que fuera del Estado español el ambiente es distinto. Porque son muchos los que no entienden porque el Gobierno del Estado no quiere que los catalanes voten. Y casi nadie entenderá la persecución penal  española contra muchos políticos y patriotas catalanes sólo por hacer posible que el pueblo hable.

Será difícil que las denuncias penales puedan frenar el procès en Cataluña
Comentarios