¿Será conveniente que en el Gobierno relean el libro Por qué fracasan los países?

El libro Por qué fracasan los países. / Mundiario
El libro Por qué fracasan los países. / Mundiario

Los profesores Daron Acemoglu y James A. Robinson ponen de manifiesto en su obra que la prosperidad de un país está relacionada con la política económica que dictaminan sus dirigentes.

¿Será conveniente que en el Gobierno relean el libro Por qué fracasan los países?

España debe salir de esta. Con este título abrió MUNDIARIO este domingo 11 de octubre, a la vista de que con la segunda ola de la pandemia encima, el problema ahora es el del principio, el mismo que otros han resuelto o encauzado –incluso Italia– y España no.

"Tanto en el plano sanitario como económico. Pedro Sánchez hace bien pensar que si no hay salud, no hay economía, pero debe ir más allá", sugiere José Luis Gómez, periodista económico –autor del libro Cómo salir de esta– y editor de MUNDIARIO.

Su tesis la complementa el artículo titulado Un plan genérico para recuperar la economía española, publicado también en este periódico por el exsecretario de Estado José Luis Méndez Romeu, en cuya opinión la respuesta del Gobierno español es genérica, poco precisa y carente de compromisos temporales o financieros. "Sin duda, la mayor parte de las medidas que se proponen son necesarias y convenientes, si bien su carácter estratégico en muchos casos es escaso", observa este analista político.

A este paso va a ser necesario releer en España –especialmente en la Moncloa– el libro Por qué fracasan los países, de los profesores Daron Acemoglu y James A. Robinson, donde queda claro que la prosperidad de un país está relacionada con la política económica que dictaminan sus dirigentes.

 

Arriba, Nogales, en Arizona (EE UU); abajo, Nogales, en Sonora (México). / Mundiario

Arriba, Nogales, en Arizona (EE UU); abajo, Nogales, en Sonora (México). / Mundiario

Las preguntas de Daron Acemoglu y James A. Robinson

 

Nogales (Arizona, EE UU) y Nogales (Sonora, México) tienen la misma población, cultura y situación geográfica. ¿Por qué una es rica –al norte de la frontera de EE UU con México– y otra pobre? La respuesta está en cómo se formaron las distintas sociedades en el inicio del período colonial, al norte en el seno de EE UU, al sur en el de México. Ya entonces se produjo una divergencia institucional cuyas implicaciones todavía perduran.

Es solo un ejemplo de las preguntas que se hacen Daron Acemoglu y James A. Robinson en su libro Por qué fracasan los países, donde también se plantean por qué Botsuana es uno de los países africanos con mayor desarrollo y, en cambio, países vecinos como Zimbabue, Congo o Sierra Leona están sumidos en la más desesperante pobreza, o por qué Corea del Norte es uno de los países más pobres del mundo y Corea del Sur uno de los más prósperos.

Los autores responden también a otras cuestiones como hasta cuándo podrá seguir creciendo China al mismo ritmo trepidante o hasta  cuándo será Estados Unidos una potencia mundial. Del mismo modo Daron Acemoglu y James A. Robinson analizan cuál es el mejor método para sacar de la pobreza a millones de personas y si realmente las ayudas de Occidente contribuyen a erradicar las hambrunas.

Por qué fracasan los países responde, pues, a estas y otras muchas cuestiones con una teoría: la prosperidad no se debe al clima, a la geografía o a la cultura, sino a las políticas dictaminadas por las instituciones de cada país. Debido a ello, los países no conseguirán que sus economías crezcan hasta que no dispongan de instituciones gubernamentales que desarrollen políticas acertadas. ¿Deben revisarse estos conceptos en España? ¿Especialmente en su Gobierno? @mundiario

¿Será conveniente que en el Gobierno relean el libro Por qué fracasan los países?
Comentarios