El señor de la noche, ¿sabe a dónde vamos?

_sanchez_6e82552b [640x480]
Pedro Sánchez.

A veces un artículo puede ser considerado un relato fantástico, pero entramos en una fase que los dos últimos socialdemócratas (Zapatero y Rajoy) han dejado una deuda de 1 billón de euros. ¿Nos atrevemos a pronosticar que sucederá ahora? O dicho de otra manera, ¿está preparada la sociedad española para soportar los cambios de la Globalización?

El señor de la noche, ¿sabe a dónde vamos?

El Señor de la noche ha ganado las elecciones y con ello el mensaje es el no mensaje. Aupado con la frase de lograr más justicia social como el Perón de los años 50 del siglo pasado ha prometido algo tan vago e imposible de cumplir. El último socialdemócrata de Europa no comprende que el cambio lo traen la globalización, la Inteligencia Artificial y los salarios en función de la productividad. Se aliara con el rey de la intriga, aquel que ha perdido 30 escaños y nadie lo cuestiona. Rey de la radio y la proclama, de quien mi paleta le define como que bien habla pero que caro sale todo lo que propone. Y si esa alianza defensiva le lleva a su próximo fracaso… ya lo veremos.

La sociedad española (y la economía entendida como gente haciendo cosas y servicios para otra gente) sufrirá un cimbronazo de tal calibre que Invernalia y la presión de los ejércitos de más allá de la globalización será imparable. Según el demógrafo más conocido, 150 millones de africanos vivirán en Europa hacia el 2040, algo imparable.

¿Qué nos propone el Señor de la noche? Más impuestos y más paz social a través del Estado.

Las frases decadentes y vacías de la izquierda de los años 70 del siglo pasado se las creen muchos españoles, pero cada vez menos, la mitad tal vez. Nadie sabe hacia dónde iremos, pero intuimos que Juego de Tronos nos llevará hacia metas donde la España actual será desconocida después que el ultimo experimento socialdemócrata se ponga en marcha y solo sirva para crear más deuda e insatisfacción.

Pero pocos saben a dónde ir, pocos. El Señor de la noche socialdemócrata tampoco conoce su itinerario, tal vez le guía su soberbia: "Vamos hacia el futuro”, exclama, y las damas que rodean vestidas de rojo al macho alfa responden: "¡Si!". Pero... nos tememos que necesitamos más intuición política sobre el mundo al que nos enfrentamos.

Nota 1: No es despectivo para esas políticas solo que a su papel subalterno no lo intuyen, pero sale en la tele continuamente. @mundiario

El señor de la noche, ¿sabe a dónde vamos?
Comentarios