El senador Barbosa renuncia al PRD y deja al partido al borde del abismo

Senador Miguel Barbosa, exmiembro del PRD. / Twitter
Senador Miguel Barbosa, exmiembro del PRD. / Twitter

La izquierda de México agrava por la peor crisis de su historia luego de que su coordinador en el Senado dejara su cargo para probablemente pasarse al bando de Morena.

El senador Barbosa renuncia al PRD y deja al partido al borde del abismo

Miguel Barbosa ha puesto fin a su trama con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tras sus coqueteos con uno de los enemigos jurados de dicha agrupación, nada menos que el inagotable Andrés Manuel López Obrador. Barbosa  ha dejado su puesto como coordinador de su partido en la Cámara Alta de México a petición de la propia organización. Así, su cargo lo tomará Raúl Morón Orozco pese a que inicialmente la cúpula había elegido a Dolores Padierna para esa labor.

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena), encabezado por López Obrador, ha mengüado recientemente a varios de los -pocos- hombres fuertes que tiene el PRD. Hace 15 días, Barbosa declaró ante los medios que tanto el PRI como el PAN estaban llevando a cabo una campaña en conjunto para evitar el asalto a la presidencia de Morena y su máximo líder, que espera que a la tercera sea la vencida. Sus palabras fueron una deliberada y acalorada declaratoria de amor a López Obrador y una crítica a una especie de conspiración tramada por el "establishment político" de México para cargarse la nueva candidatura del insistente político.

De esta forma, el PRD pierde a uno de sus halcones, quien se unió a sus filas en 1994 y a día de hoy cubría un escaño en representación del Estado de Puebla. Barbosa se fue haciendo un nombre y ganando protagonismo en los últimos años, por lo que las muestras de cariño a López Obrador cayeron muy mal entre la cúpula dirigencia de la agrupación. Morena ya le ha abierto sus puertas.

Ahora, el partido de la revolución se queda en mínimos en la Cámara Alta. Cuando inició la actual legislatura, en 2012, contaba con 19 escaños. Pero la misma directiva en su afán de acudir a las elecciones locales con el PAN, su antítesis derechista, más el arranque prometedor de López Obrador en las primeras encuestas previas a las elecciones, se han cargado a la bancada, a la que le quedan solamente ocho miembros. Los demás o han abandonado al partido o se han exiliado a Morena, que a su vez no tiene una bancada formal en el Senado ya que su nacimiento político oficial fue en 2014. Eso es tan sólo una formalidad legal impulsada por el Senado mismo para evitar el desorden de una nueva bancada. Eso hace presagiar que de los pocos senadores que quedan con la bandera del PRD hay muchos que están esperando el fin de la legislatura para darse de baja e ir a la tierra de donde fluye leche y miel.

El senador Barbosa renuncia al PRD y deja al partido al borde del abismo
Comentarios