El segundo juicio político contra Trump provoca una crisis en el Partido Republicano

Mitch McConnell, senador republicano.
Mitch McConnell, senador republicano.
El voto de diez republicanos a favor del impeachment contra el presidente, evidencia que las divisiones internas dentro de la formación se agudizan. 
El segundo juicio político contra Trump provoca una crisis en el Partido Republicano

El segundo juicio político iniciado contra Donald Trump ha provocado una crisis en el Partido RepublicanoLa formación conservadora, que llevará a la presidencia de los Estados Unidos hace cuatro años al magnate neoyorkino contra todo pronóstico, atraviesa una severa división que, sin duda, se ha evidenciado en la votación de este miércoles cuando 10 republicanos votaron a favor del impeachment contra Trump en la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría e impulsaron esta medida. 

“Tiene responsabilidad”, dijo el líder de la minoría Kevin McCarthy en el debate en la Cámara baja. Señaló que el impeachment tan cerca del final de su mandato y promueve, en cambio, una resolución de censura al presidente por sus actos. Por su parte, Liz Cheney, la número tres del partido en la Cámara y otrora delfín de Trump, defendió que “nunca ha habido una traición mayor por un presidente de Estados Unidos a su cargo y a su juramento sobre la Constitución”. 


También puedes leer:

El Congreso de EE UU aprueba el segundo juicio político a Trump a siete días de su salida

La líder del Congreso pide el 'impeachment' a Trump: “Se tiene que ir. Es un peligro para EE UU”


Esta fractura dentro de los republicanos puede ser un punto de partida de lo que puede ocurrir en el Senado. En la Cámara alta se ha mostrado cómo algunas figuras influyentes, que arroparon a Trump en estos años, han cambiado de posición y ahora buscan desmarcarse del actual inquilino de la Casa Blanca. El caso más significativo es del líder republicano, Mitch McConnell, quien, tras los violentos sucesos en el Capitolio, se ha plegado a la idea de expectorar a Trump de la presidencia. 

Según fuentes de The New York Times, el veterano y todo poderoso senador republicano está convencido de que el segundo juicio político contra Trump es la gran oportunidad para sacarlo de la orbita de su agrupación. Eso lo confirmó en otra entrevista con Associated Press, donde McConnell les dijo a su circulo cercano de colaboradores que acabará con el mandatario ya que cuenta con la posibilidad de que una docena de senadores voten por la salida. Si se da esta confirmación, los demócratas conseguirán los 60 votos para condenar a Trump. 

Sin el control de las dos Cámaras y aislado en la Casa Blanca, Trump entra a la semana final de su gestión que, sin duda, no podría abandonar su estilo político: con pura demagogia, violencia y un profundo desprecio a la democracia. Además, será recordado por tener un registro inédito en la historia de la primera potencia mundial: el único presidente en pasar por dos juicios políticos en menos de un año por desprestigiar la investidura de sentarse en el Despacho Oval ante los ojos del mundo. @mundiario

El segundo juicio político contra Trump provoca una crisis en el Partido Republicano
Comentarios