Buscar

MUNDIARIO

Sectores conservadores refuerzan el control de la fiscalía ante los casos de corrupción

Los fiscales conservadores colocaron en Anticorrupción al favorito del Gobierno, cuyo presidente, Mariano Rajoy, dice que la decisión del fiscal general siempre le parecerá "muy bien". Mientras tanto, los controvertidos relevos en la fiscalía avivan las denuncias de presiones políticas.

Sectores conservadores refuerzan el control de la fiscalía ante los casos de corrupción
José Manuel Maza. / rtve.es
José Manuel Maza. / rtve.es

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

España vive una situación convulsa en los ambientes judiciales. La decisión del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, de relevar a varios cargos de la cúpula fiscal avivó las denuncias de presiones políticas en casos de corrupción. El hasta ahora fiscal superior de Murcia, Manuel López Bernal, al que Maza decidió sustituir tras impulsar la investigación contra el presidente de dicha comunidad, Pedro Antonio Sánchez, del PP, admitió en la cadena Ser haber sufrido presiones e intentos de intimidación. En declaraciones a El País aseguró haber recibido “en alguna ocasión” presiones de “partidos políticos”, aunque “no del presidente de Murcia”, señaló.

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) cuestiona la autonomía del Ministerio Fiscal respecto al poder ejecutivo. "Manuel Bernal no acudirá como Fiscal Superior el día 6 de marzo a la toma de declaración en calidad de investigado del todavía Presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia. La ciudadanía y los propios fiscales hemos entendido el mensaje", dice la UPF en un comunicado remitido a MUNDIARIO.

La Moncloa coloca a su favorito

Los fiscales conservadores colocaron en Anticorrupción al favorito de la Moncloa, según explica eldiario.es. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que la decisión del fiscal general, que nombró a Manuel Moix –"un fiscal cómodo para el PP", según eldiario.es–, siempre le parecerá "muy bien".

Entre tanto, el PP sostiene en el poder al presidente de Murcia, a pesar de estar investigado y ser llamado a declarar, mientras la oposición presiona por la situación de la Fiscalía de dicha comunidad, cuyo exfiscal superior, Manuel López Bernal, considera que "las presiones afectan a muchos fiscales que han luchado contra la corrupción".

El fiscal superior saliente de Murcia denunció en la cadena Ser que sufrió intimidaciones por luchar contra la corrupción y denunció que la mayoría de fiscales anticorrupción de España sienten “cierta desprotección”. Su situación era conocida por la Fiscalía General, que no le da dado ninguna explicación sobre su cese.

La Constitución española de 1978 establece que el Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene como misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social. El Ministerio Fiscal ejerce sus funciones por medio de órganos propios conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad. El Fiscal General del Estado es nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial.

La controvertida hoja de servicios de Manuel Moix

Manuel Moix, el nuevo fiscal jefe Anticorrupción, fue fiscal jefe de la Comunidad de Madrid. Según eldiario.es, en su hoja de servicios figuran los siguientes episodios:

> Rechazó acusar a Esperanza Aguirre de un delito de desobediencia cuando se fugó de los agentes de movilidad.

> Evitó que Rodrigo Rato durmiese en el calabozo y se le retirase el pasaporte cuando fue detenido.

> Impulsó la acusación contra el juez Elpidio Silva cuando decidió meter en prisión a Miguel Blesa.

> Intentó archivar el caso de los espías pagados con dinero público por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

> Amagó con abrir un proceso penal contra los medios que investigaron los correos de Miguel Blesa, una filtración de documentos a la que accedió eldiario.es gracias a una fuente anónima derivada por Xnet. En enero de 2013, Moix firmó una providencia pidiendo formalmente que se iniciase una investigación penal sobre la filtración de esos correos. También se decidió a actuar después de que eldiario.es publicase, entre otras informaciones, la exclusiva de las tarjetas black: que en Caja Madrid los consejeros se habían repartido sobresueldos en negro a través de tarjetas opacas. "Gracias a la Fiscalía Anticorrupción –que no a Manuel Moix– nuestra denuncia de las tarjetas black no cayó en saco roto", explica el director de eldiario.es, Ignacio Escolar. Finalmente, Miguel Blesa y Rodrigo Rato han sido condenados a penas de varios años de prisión.

"¿Qué habría sido de las black en manos de Manuel Moix? ¿Qué será del próximo escándalo de corrupción que afecte al Partido Popular y acabe en esta fiscalía tan crucial?", se pregunta Ignacio Escolar.

El fiscal Horrach pedirá al Supremo una condena mayor para Urdangarin 

Por otra parte, el fiscal Horrach pedirá al Tribunal Supremo una condena mayor para Iñaki Urdangarin –cuñado del rey Felipe VI–,  y Diego Torres. El fiscal Anticorrupción de Baleares  también anuncia que pedirá cárcel para los cargos públicos valencianos. De momento, Iñaki Urdangarin no irá a la cárcel y podrá vivir en Suiza. El tribunal le impuso una comparecencia quincenal y la obligación de comunicar cualquier desplazamiento fuera de Europa. La Audiencia de Palma también mantiene la libertad provisional de Diego Torres, a quien se le retira el pasaporte y se le prohíbe salir del país.