Schulz resucita a la socialdemocracia alemana y va por el trono de Merkel

Martin Schulz, exjefe del Parlamento Europeo.
Martin Schulz, exjefe del Parlamento Europeo.

El expresidente de la eurocámara tomó las riendas de los socialdemócratas hace una semana y ha llevado al partido a sus mejores registros en los últimos años.

Schulz resucita a la socialdemocracia alemana y va por el trono de Merkel

La semana pasada fue elegido por Sigmar Gabriel para intentar rescatar al malogrado Sozialdemokratische Partei Deutschlands (Partido Socialdemócrata de Alemania, SPD, en alemán) y competir dignamente contra Angela Merkel por la cancillería alemana. A estas alturas, Martin Schulz ha resucitado a su partido, que hasta antes de su ascenso a den Vorsitz (presidencial) parecía condenado al naufragio absoluto. El expresidente de la eurocámara ha repuntado en las encuestas recientes y ha disparado el optimismo entre las filas del partido, y aunque la opción de ganar los comicios del 24 de septiembre todavía sigue siendo muy remota, cuando menos la agrupación puede darse por satisfecha de momento por haber elegido al que parece ser el hombre correcto para liderar el proyecto de resurrección.

Schulz no oculta su entusiasmo por ocupar la cancillería, esa misma que Angela Merkel le ha ganado a su partido en repetidas y humillantes ocasiones en los últimos años. El anterior presidente del partido y vicecanciller actual, el mismo Gabriel, abandonó la nave luego de ratificar que sus opciones reales no sólo eran casi insignificantes, sino que encima su presencia llevaría el partido al fondo del mar. Cuando se retiró, apadrinó a Schulz asegurando que no había mejor hombre en las filas socialdemócratas que él.

Los estudios hechos esta semana en toda Alemania confirman la hipótesis de Gabriel. Hasta la semana pasada, el SPD contaba apenas con el 20% de la intención de voto, el porcentaje más bajo en la historia de la agrupación. Hoy, con Schulz al volante, cuentan con entre 26% y 28%, porcentajes que desde hace varios años son solo quimeras en la Casa Willy Brandt, cuartel general de la organización. La distancia que les separa de la omnipotente Cristlich Demokratische Union (Unión Democristiana, CDU, en alemán) todavía es mucha, pero su nuevo guía espiritual gana por creces en popularidad directa a die Kanzlerin, con un 50% contra 34%.

El experimentado político ha apostado por la lucha contra desigualdad y evasión de impuestos como sus estandartes para ir a la guerra. Sin embargo, su mismo partido es su mayor obstáculo, toda vez el SPD ha sido la mando derecha de la CDU en dos de las tres legislaturas de Merkel, las cuales han abierto más la brecha social. Por si fuera poco, die Sozialdemokraten participan hasta en 13 de los 16 Estados federados de la república.

La irrupción y efervescencia que ha desatado Schulz se debe principalmente a que es una pieza nueva en un tablero de ajedrez al que los alemanes perdieron todo interés por lo repetitivo de los movimientos y lo viejas de las piezas. Sin ir más lejos, Gabriel tenía ya casi ocho años al frente del SPD, siendo el segundo líder más longevo en la historia de la organización, mientras que Merkel lleva 12 años en la cancillería y nada menos que 17 como la cabeza de la CDU. Schulz debe ser ratificado en el congreso interno de la agrupación y, a partir de ahí, debe ponerse a trabajar en armar un proyecto verídico y que motive lo suficiente a los alemanes para bajar de su casi perenne silla a la democristiana. @hmorales_gt

 

Schulz resucita a la socialdemocracia alemana y va por el trono de Merkel
Comentarios