Schulz cede ante las presiones y abre la puerta a una negociación con Merkel

Martin Schulz, político alemán; y Angela Merkel, canciller de Alemania. / sbs.com.au
Martin Schulz, político alemán y Angela Merkel, canciller de Alemania. / RR SS

El líder del SPD ha advertido que cualquier acuerdo deberá ser aprobado por las bases del partido.

Schulz cede ante las presiones y abre la puerta a una negociación con Merkel

La política alemana comienza a retomar su rumbo. Tras ocho semanas de incertidumbre y un dramático bloqueo político, Martin Schulz, la principal piedra en el camino, parece estar listo para ceder ante las presiones y abrir la puerta a una negociación. El líder del partido socialdemócrata ha dado el primer paso luego de abandonar su frontal rechazo a sentarse a discutir un posible pacto de Gobierno con la veterana canciller, Angela Merkel.

La decisión del exjefe del Parlamento Europeo aparece luego de una reunión clave con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y después de una maratónica sesión de ocho horas con la ejecutiva del SPD.  “Hemos acordado que aceptaré la invitación del presidente para mantener negociaciones con otros partidos”, ha dicho Schulz en una intervención desde la sede de su partido en Berlín, al tiempo que ha añadido que “una cosa está clara: si las conversaciones conducen a una situación en la que participemos en un Gobierno en la forma que sea con los socios que sea, las bases del partido deberán votarlo”.

En ese sentido, Schulz, ha dejado claro que no está dispuesto a decira todo lo que Merkel imponga y que cualquier acuerdo resultante del diálogo deberá ser aprobado por las bases de su partido para poder ser procesado. Siguiendo este mismo libreto, el líder socialdemócrata ha subrayado que aceptar el diálogo propuesto por Steinmeier no implica un "automatismo" en ninguna dirección.

Sin embargo, esta nueva postura, que es eco de la “responsabilidad con Alemania y con Europa”, según ha dicho Schulz, echa abajo toda su credibilidad y la de su partido. La coalición, que salió malherida de las elecciones de septiembre, acudió a las urnas prometiendo que no habría nueva negociación con la CDU de Merkel, y, de hecho, este fue el mensaje que reafirmo su máximo representante ya con los resultados electorales en la mano: de ninguna manera habrá una nueva gran coalición. 

Pero las presiones pudieron más que las promesas de Schulz. Esta semana las filas de su partido fueron sacudidas desde sus raíces y los fuertes encontronazos, incluso, amenazaban con dividir el partido en dos. Diversos medios han apuntado que este lunes tuvo lugar una reunión del grupo parlamentario, en la que, al menos una treintena de diputados mostró su escepticismo y rechazo ante la negativa del líder.

Al parecer las llamadas de atención surtieron efecto y en medio del crítico panorama, Martin Schulz, se ha decantado por lo que parecía la mejor opción: bajar la cabeza y aplaudir el inicio del cuarto mandato consecutivo de la imparable Angela Merkel. @mundiario

Schulz cede ante las presiones y abre la puerta a una negociación con Merkel
Comentarios