El sangriento 'viernes de la ira' en Egipto vuelve a desbordar el país

El ya expresidente Morsi.
El expresidente Morsi.

En un país abocado a un conflicto civil, el Ejército tomó con blindados el centro de la capital para cerrar el paso a las marchas de los partidarios del depuesto presidente.

El sangriento 'viernes de la ira' en Egipto vuelve a desbordar el país

Más tensión en Egipto, un país en riesgo de guerra civil. El viernes de la ira convocado por los islamistas contra la represión militar tras la matanza del miércoles sumió este viernes a Egipto en el caos. La violencia se extendió desde El Cairo hasta otras ciudades, causando al menos 70 muertos, según estimaciones del diario español El País.

En un país que parece abocado a un conflicto civil, el Ejército tomó con blindados las principales calles del centro de la capital para cerrar el paso a las marchas de los partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi.

“Alá hará que se cumpla nuestra venganza”, exhortó un imán a los fieles en la mezquita de Al Fatah durante el rezo del viernes, antes de que desfilaran hacia la plaza de Ramsés de El Cairo.

La violencia ha sembrado el temor entre la comunidad cristiana copta, tras el incendio de 40 iglesias por su apoyo al golpe militar contra Morsi.

Los Gobiernos de Londres, París y Berlín pidieron ayer a la UE que revise su relación con El Cairo tras la represión.

El sangriento 'viernes de la ira' en Egipto vuelve a desbordar el país
Comentarios