Buscar

MUNDIARIO

Sánchez pide el voto para cerrarle el paso al franquismo y el independentismo

El presidente en funciones llama a todos los socialistas a votar en masa este domingo 10  para bloquear la llegada de "extremistas" al poder. "Debemos forjar un gobierno fuerte, progresista y moderado", ha dicho en su mitín de cierre. 
Sánchez pide el voto para cerrarle el paso al franquismo y el independentismo
Pedro Sánchez cierra su campaña en Barcelona - Twitter.
Pedro Sánchez cierra su campaña en Barcelona - Twitter.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Pedro Sánchez se ha proclamado como la única esperanza para gobernar en España. El presidente en funciones y candidato del PSOE ha cerrado su campaña electoral rumbo a los comicios de este domingo 10 en la ciudad de Barcelona. Allí ha llamado a todos sus partidarios a que acudan a las urnas para cerrarle el paso a opciones "extremistas". 

La declaración del líder socialista apuntaba a Vox. En el debate del lunes último, el líder de la formación ultra, Santiago Abascal, lanzó varios ataques con Sánchez. La respuesta, sin embargo, llegó en una entrevista concedida al diario El País. "Es un invento de Aznar para desestabilizar a Rajoy que se le ha ido de las manos. El origen es el aznarismo", respondió al citado medio. 

Sánchez ha enfatizado lo que quiere antes más de 3.000 personas en la Fira de Montjuic. "Debemos forjar un Gobierno fuerte, progresista y moderado", proclamó. El líder socialista apunta a que el PSC, a pesar de algunas fisuras internas, gane en la comunidad catalana. "Somos la esperanza de Cataluña y de España", ha añadido en su discurso final ante de las elecciones. 

Sin embargo, Sánchez tampoco perdió la oportunidad para cargar otra vez contra su principal rival, Pablo Casado. "El PP quiere salvar a los catalanes, pero los catalanes no quieren ser salvados por el PP", ha dicho para júbilo del público. En la víspera, el presidente en funciones descartó una alianza con los populares en caso tuviera otra vez la posibilidad de gobernar en La Moncloa. 

Sorprendió que Sánchez no se refiriera a Iglesias. Pero antes ya lo había hecho sobre las intenciones del jefe de Unidas Podemos para insistir con una coalición para gobernar en el Ejecutivo. "El señor Iglesias lo que está diciendo indirectamente es que amenaza de nuevo con hacer lo que ha hecho cuatro veces, y es bloquear la formación de un Gobierno progresista liderado por el PSOE. Lo que no se puede es tratar de conseguir en los despachos lo que te niegan las urnas", había dicho. 

Como sea, las proyecciones en el PSOE apuntan a que Sánchez va superar el 30% de voto y tendrá 130 escaños en el Congreso de los Diputados. El PP no subirá tanto, por debajo de los 90 escaños, y que Vox y Unidas Podemos podrían pelear la tercera plaza en el entorno de los 40 asientos. Se anticipa un desplome de Ciudadanos por debajo del 10% de voto. La participación en las elecciones sería de superior al 70% @mundiario