Sánchez se resigna al bloqueo indefinido de Casado en el Poder Judicial

Pedro Sánchez hace un balance de su gira por EE UU.
Pedro Sánchez hace un balance de su gira por EE UU.
El presidente culminó su gira por Estados Unidos. Espera que haya más inversiones en los próximos meses. Mientras tanto, de vuelta a casa, seguirá el enfrentamiento con el PP. 
Sánchez se resigna al bloqueo indefinido de Casado en el Poder Judicial

Pedro Sánchez culminó su gira por Estados Unidos. Tras tres días de actividades, el presidente del Gobierno hizo un balance de su instancia en tierras norteamericanas. Señaló que no hay ningún compromiso concreto de inversiones de los grandes fondos y empresas tecnológicas con los que se ha reunido, incluido Blackrock, el mayor fondo del planeta, o Apple, la compañía con más valor bursátil del mundo.

Sin embargo, Sánchez se mostró convencido de que ha logrado avanzar en un momento clave en el que se van a tomar las decisiones para los próximos años. De hecho, el presidente del Gobierno cree que en otoño se empiecen a concretar estas grandes inversiones alrededor del fondo de recuperación europeo para reflotar la economía tras el golpe de la pandemia. 

Mientras tiene esa aspiración en el largo plazo, Sánchez abordó el escenario que le espera a su vuelta a España. En concreto: la permanente oposición a cambiar a los órganos constitucionales como el Consejo General del Poder Judicial, del cual el PP de Pablo Casado no desea cambio alguno, tal como se lo ha exhortado la Comisión Europea esta semana. 


Lee más:

Pedro Sánchez descarta renovar el Poder Judicial sin el PP


Sánchez ha hablado desde Palo Alto (California), donde terminaba su visita en pleno corazón de Silicon Valley, con Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, tras su ronda de conversaciones con los portavoces de los grupos políticos, y ambos concluyen que el PP no tiene ninguna intención de desbloquear. 

El presidente aún lanza públicamente mensajes que confían en una rectificación —“esperemos que reflexionen para septiembre”—, pero es evidente que La Moncloa da por rotos los puentes con el PP y solo cree en una presión del mundo judicial por el colapso que puede llegar en los próximos meses.

Con todo esto, Sánchez no tiene previsto llamar este verano a Pablo Casado, al contrario de lo que sucedió en 2020, cuando de forma discreta tenían prácticamente cerrado el acuerdo y el líder del PP se echó para atrás en el último momento.

“El ministro Bolaños me traslada que no parece que haya ninguna voluntad del PP de cumplir con la Constitución, a pesar de que se autoproclama constitucionalista. Llevamos 961 días sin renovar el Poder Judicial, cuya actual composición surgió de unas elecciones en 2011 con mayoría absoluta. Eso ya es la prehistoria. Es un bloqueo que no tiene sentido y es inédito. Y hace un flaco favor a la democracia”, ha dicho.

“Frente a tanto ruido y palabrería, el Gobierno avanza. Estamos viniendo a EE UU a hablar bien de España, a situarla en el radar de las grandes inversiones de fondos de inversión. Los partidos tendrán que decidir de qué lado se sitúan, del lado de la recuperación y hablar bien de España o se quedan en la crispación y la confrontación”, ha zanjado Sánchez. @mundiario

Sánchez se resigna al bloqueo indefinido de Casado en el Poder Judicial
Comentarios