Buscar

MUNDIARIO

Sánchez podría sentarse a negociar con ERC y EH Bildu para una abstención

El presidente en funciones no suma apoyos suficientes tras su acuerdo con Unidas Podemos y debe voltear a ver a partidos pequeños.
Sánchez podría sentarse a negociar con ERC y EH Bildu para una abstención
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @sanchezcastejon
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @sanchezcastejon

Tras haber torcido su brazo a un acuerdo con Unidas Podemos, Pedro Sánchez debe empezar a hacer números para ganar la votación en el Congreso. Entre socialistas y socialdemócratas suman apenas 155 diputados y agregando los de diputados de partidos pequeños, el número igual no pasará de 168 o 170, como mucho. Por lo tanto, el presidente en funciones no tendrá más alternativa que negociar la abstención de anatemas como ERC y hasta la de EH Bildu, aunque también puede echar mano de Ciudadanos y su debacle dominical.

El preacuerdo firmado entre Sánchez y Pablo Iglesias podría dejar lugar en la mesa para el PNV, socio socialista en el País Vasco, los tres de Más País-Compromís, el Partido Regionalista de Cantabria y el de Teruel Existe.

De paso, puede que también sume a su piña al Bloque Nacionalista Gallego (BNG), agrupación con la que los rojos gobiernan en varios Ayuntamientos precisamente de Galicia, y que el martes ha dado su bendición de apoyar el pacto en tanto el potencial Ejecutivo incluya en su agenda puntos importantes para el BNG. Como sea, el partido en cuestión podría establecer una posición común con ERC y Bildu, partidos con los que ya concurrió en coalición a las pasadas elecciones europeas.

Sumando todos estos apoyos menores, Sánchez llegaría igual apenas a 168 diputados, una cifra que sigue quedándose corta para ganar la primera votación, que es de 176, la mayoría absoluta en el Congreso más fragmentado de la historia.

La investidura tendría por tanto una segunda votación, en la cual el presidente necesitaría simplemente más síes que noes, y ya se valen las abstenciones. En otras palabras, debería sumar a esos 168 apoyos unas 15 abstenciones, que podrían venir de los 13 legisladores de ERC y los cinco de EH Bildu, o en su defecto los dos de Coalición Canaria. Este último partido es un escollo pues ya en la primavera y verano se opuso a que Unidas Podemos formara parte del Gobierno. De hecho, podrían saltar de la abstención al apoyo deliberado.

A todo esto, Ciudadanos se niega a dar su apoyo a la investidura y a abstenerse, con todo y que ciertamente no están en posición de ponerse los moños. @mundiario