Sánchez se muestra optimista sobre la reunión que tendrá con Aragonès

Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez. / Mundiario
El presidente ha dicho que "hay mucho que dialogar, muchas diferencias que resolver” con el líder catalán. Por eso, lanzó el siguiente mensaje: “Estamos en el momento del perdón”.
Sánchez se muestra optimista sobre la reunión que tendrá con Aragonès

Pedro Sánchez no desea una nueva confrontación política. El presidente del Gobierno ha dicho este viernes, tras su presentación en el Consejo Europeo en Bruselas, que tiene optimismo en llegar a acuerdos visibles con el jefe del Ejecutivo catalán, Pere Aragonès, la próxima semana cuando se reúnan en La Moncloa. 

“Con el presidente de la Generalitat de Cataluña hay mucho que hablar, mucho que dialogar”, ha afirmado Sánchez. Seguidamente, reconoció que el líder republicano ha pedido un referéndum pactado sobre la independencia y la amnistía. “Ya he escuchado cuáles son sus proclamas, sus reclamaciones. Ya las conocemos todos”, ha asegurado. 

Sánchez afirmó que su apuesta pasa por una agenda de inversiones e infraestructuras para Cataluña y garantizó que el límite a las negociaciones es “el respeto al pacto constitucional” y a la “legalidad democrática”. El presidente del Gobierno ha afirmado que ninguno de sus homólogos europeos le preguntó durante estos dos días de Consejo Europeo por los indultos otorgados a los líderes del procés, tampoco en los márgenes de la cumbre.

Sánchez cree que, si en 2017 era el momento de actuar contra las leyes ilegales aprobadas por el Parlamento catalán y perseguir a quienes las promovieron, ahora es tiempo de tender puentes. No ha querido responder sobre las proclamas de los nueve líderes independentistas que salieron el miércoles pasado. “Nada que decir”, ha resumido.

“Lo que tenemos que hacer los políticos y los gobiernos es construir convivencia, unir a nuestra sociedad. En esa construcción hay momentos en los que lo útil es el castigo y otros en los que lo útil es el perdón. Y ahora estamos en ese momento, en el momento del perdón”, ha defendido el presidente. “No olvidemos que [los presos] han pasado 44 meses en prisión”, ha recordado.

La reunión con Aragonès del martes debe ser el primer paso, tras los indultos, para empezar esa reconstrucción. Sánchez ha dicho que conoce las demandas maximalistas formuladas por Aragonès, que pasan por el referéndum y la amnistía de los líderes del procés.

Al respecto, ha dicho que “la democracia española respeta todas y cada una de las ideas”, pero ha advertido de que “el único límite” es “el pacto constitucional”. “Yo puedo garantizar que el Gobierno de España siempre va a salvaguardar el cumplimiento de esa legalidad democrática”, ha finalizado. @mundiario

Sánchez se muestra optimista sobre la reunión que tendrá con Aragonès
Comentarios