Sánchez iguala su rechazo a la conducta del emérito al de la gente pero él tiene poder, la gente no

Pedro Sánchez, presidente de Gobierno de España. / RR SS.
Pedro Sánchez, presidente de Gobierno de España. / RR SS.
El Presidente del Gobierno tiene poder sobre la Agencia Tributaria y la Fiscal General del Estado, a diferencia de la mayoría de los españoles con la que se compara. Y en esa mayoría hay gente que cuestiona el papel de Hacienda y de la Fiscalía.
Sánchez iguala su rechazo a la conducta del emérito al de la gente pero él tiene poder, la gente no

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, igualó su rechazo a la conducta del rey emérito al de la gente, pero él tiene poder, la gente no. “Siento el mismo rechazo que la mayoría de españoles”, manifestó el presidente sobre la segunda regularización fiscal del rey emérito. La realidad indica que el jefe del Gobierno tiene poder sobre la Agencia Tributaria y la Fiscal General del Estado, a diferencia de la mayoría de los españoles con la que se compara. Y en esa mayoría de españoles hay gente que cuestiona el papel de Hacienda y de la Fiscalía, en la práctica dependientes del Gobierno.

Por mucho que Pedro Sánchez rechace públicamente la conducta “incívica” de Juan Carlos I y defienda a Felipe VI, la Agencia Tributaria y la Fiscalía General del Estado no parecen estar muy concernidas por sus palabras, incluso a pesar de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, asegura que la nueva regularización fiscal del rey emérito “no es una buena noticia”.

Entre tanto, el abogado del rey emérito ya confirmó la regularización fiscal por 4,4 millones  de euros. El letrado precisó que la declaración se ha presentado “sin requerimiento previo de clase alguna”, lo que evitaría el delito fiscal y probaría que ni la Agencia Tributaria ni la Fiscalía han movido ficha. Es más, Pedro Sánchez no quiso detallar por qué la Agencia Tributaria no ha abierto un expediente al emérito antes de que este realizara la regularización, como es habitual con los demás contribuyentes.

La clave está ahora en si la segunda regularización fiscal evidencia o no que la primera no fue del todo “completa y veraz”, como exige el artículo 305.4 del Código Penal, ya que en ese supuesto se podría abrir la puerta al delito fiscal. Todo un debate jurídico por delante, a la vista de las investigaciones. @mundiario

Sánchez iguala su rechazo a la conducta del emérito al de la gente pero él tiene poder, la gente no
Comentarios