Sánchez endurece su discurso contra Torra: “No aceptaré una nueva vulneración de la Constitución”

Pedro Sánchez y Quim Torra. / Mundiario
Pedro Sánchez y Quim Torra. / Mundiario

Ante las críticas de varios partidos y los ataques de los nacionalistas, el presidente del Gobierno ha expresado que tolerará ningún ataque contra la Carta Magna desde Cataluña. Además aseveró que no aceptará propuestas recentralizadoras y dejó entrever la posibilidad de aplicar algunas medidas fuertes, entre las que destacan la aplicación del artículo 155.

Sánchez endurece su discurso contra Torra: “No aceptaré una nueva vulneración de la Constitución”

Luego de recibir varias críticas y ataques de parte del PP, Ciudadanos y los grupos nacionalistas, Pedro Sánchez ha endurecido notablemente su discurso contra los independentistas. “No aceptaré una nueva vulneración de la Constitución en Cataluña”, aseguró el presidente del Gobierno de España en el primer debate sobre Cataluña que celebra en el Congreso desde que llegó a la presidencia el pasado julio. Expresó que no aceptará ninguna propuesta recentralizadoras y de seguir por ese sendero, los independentistas podría enfrentar la aplicación del artículo 155 de la Constitución que permite intervenir la autonomía catalana. Para Sánchez no existe la posibilidad de que se celebre un referéndum catalán, solo cabe “desarrollo y perfeccionamiento” del autogobierno, en pocas palabras, una reforma de Estatuto. Asimismo, acusó a los independentistas de haber construido un relato de “agravios” y “mentiras”.

Desde hace un tiempo, la oposición esperaba el debate para exigir al presidente que intervenga Cataluña antes de que sea muy tarde y convoque elecciones. Sánchez se adelantó a la situación expresando que responderá con fuerza si se produce “una omisión de funciones” de los mandos políticos catalanes al no dar instrucciones a la policía autonómica para que impidiera el corte de la AP-7 el pasado fin de semana. La policía nacional será enviada a la región de ser necesario para garantizar la seguridad y el orden público. Esta son las advertencias del presidente sólo dos días después de que enviara tres cartas a los más altos responsables de la Generalitat donde les dejaba claro que si no cumplían con sus obligaciones, el Estado intervendría.

Sánchez destacó que tanto el secesionismo catalán como el Brexit “van en contra el proyecto común europeo”, por lo que carecen de apoyo. “Nada divide más que un referéndum”, expresó dejando claro que no cedería ante las demandas de los independentistas. Para el presidente, la solución al problema reside en “diálogo para más autogobierno, pero todo dentro de la Constitución. Nada mejor que un referéndum para partir la sociedad en dos”.

Recordó que el Brexit ha dividido a toda la sociedad del Reino Unido y ha afectado a gran parte de los jóvenes que no quieren irse de la Unión Europea. “El independentismo catalán socava el proyecto común europeo”, aseguró. Y expresó que la invocación de la “vía eslovena” de parte de Quim Torra, presidente de la Generalitat, es “inaceptable”, porque ese camino se saldó con una guerra con casi un centenar de muertos.

Sánchez hizo dos declaraciones de principios. La primera es sobre la no aceptación de la pasividad contra las autoridades catalanas, y la segunda tiene que ver con la reafirmación que se celebrará el 21 de diciembre con un Consejo de Ministros en Barcelona donde se aprobará la subida del salario mínimo interpersonal a 900 euros.

“La sociedad catalana rechaza el unilateralismo y sitúa a la mayoría de los catalanes en el camino del autogobierno. En ese espacio van a encontrar al Gobierno”, esgrime el presidente que no da muestras de querer poner fin a su Gobierno. “Señor Casado, señor Rivera, solo les pido la misma lealtad que yo tuve en la oposición”. @mundiario

Sánchez endurece su discurso contra Torra: “No aceptaré una nueva vulneración de la Constitución”
Comentarios