España se suma al apoyo militar directo de otras naciones europeas a Ucrania

imrs [640x480]
El drama de la población civil. / Mundiario
En pocas horas, el presidente del Gobierno cambia frente a la postura de sus socios, implica a España en el apoyo militar directo.
España se suma al apoyo militar directo de otras naciones europeas a Ucrania

Entre las biografías de Pedro Sánchez, algunos han llegado a describirlo como un experimentado funcionario internacional y convierten alguno de sus temporales empleos en lo que propiamente nunca fue, como asesor del Parlamento Europeo o de las mismísimas Naciones Unidas. Llegaron asignarle un papel fundamental en la solución del conflicto de Kosovo. Pues ahí están las hemerotecas. En realidad, en su día la socialista Bárbara Dührkop lo empleo como asesor suyo, dentro del cómputo de asistentes personales que el Parlamento Europeo permite a sus miembros. Semejante papel le proporcionó Carlos Westendorp, que también lo tuvo como asesor (en el cupo de los que se permitía que personalmente ficharan sus miembros) en el Gabinete alto representante de las Naciones Unidas en Bosnia. Pero en todo caso, se le supone cierto conocimiento y, espero que sensibilidad, ante los conflictos internacionales.

Me acordaba yo de este asunto a propósito de la postura del doctor Sánchez con respecto a la agresión de Putin a Ucrania, donde en pocas horas ha modificado su criterio, con disgusto inicial de sus consocios de Podemos e Izquierda Unida. Por cierto, que Izquierda Unida y Bildu no han votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo de apoyo a Ucrania.  Dadas las contradictorias noticias al respecto, cuando coloco estas palabras en fila me pregunto finalmente qué va a hacer o hace España. Pero debe de ser cierto que el Gobierno español ha cambiado de postura, si nos atenemos a lo que dicen algunos de los de Podemos e Izquierda Unida, sus consocios disgustados, por el apoyo militar de España a Ucrania para responder a la agresión de la que fuera patria del socialismo y referente nunca olvidado en la fidelidad de no pocos personajes que expresan admiración y adhesión a las secuelas de la época soviética que perviven en la Cuba de los Castro, como repetidamente han manifestado Yolanda Díaz o Garzón.

La última novedad es que, pese a que ante se dijo que no se iba a enviar de manera unilateral, como han hecho otros países europeos, material de guerra a Ucrania (sólo sanitario y de protección), si bien se estaba a favor a las compras de aquel dentro de la Unión Europea, ahora se ha cambiado de posición y se y enviará de manera bilateral armamento militar letal a la resistencia ucraniana. Así lo ha anunciado Pedro Sánchez este miércoles en su comparecencia en el Congreso, después de que durante los últimos días apostase por hacer de forma coordinada en el seno de la UE. De manera algo vaga se ha fundamentado el cambio en que dentro del Congreso de los Diputados se existía una fuerte controversia con la distancia que ponía España con respeto a otros países de Europa, y era preciso que, en este asunto, el Parlamento español asumiera una postura lo más claro posible. Eso está bien.

España con Occidente

Por lo que se ve, ahora por parte de España el compromiso ha quedado en consonancia con la respuesta de Occidente, si tenemos en cuenta controvertida la postura de Podemos y otros consocios de Pedro Sánchez. Especialmente significativa ha sido la de la ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra, que ha criticado que el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de enviar de armas a Ucrania porque “no es una medida "eficaz para solucionar el conflicto y lo enmarca en la línea de "escalada bélica" que puede provocar un escenario peligroso”. La dirigente comunista, por lo que ve, no se siente conmovida por el modo en que el pueblo ucraniano está siendo masacrado y con notable cinismo afirma que la Unión Europea (UE) "no están poniendo todos los esfuerzos que deberían para una resolución dialogada”, mientras los misiles rusos caen sobre las zonas urbanas de las ciudades ucranianas y cada día crece el número de muertos entre un pueblo que da al mundo una lección de resistencia, dignidad y valor. De ahí que suene a un enorme cinismo que haya dicho cosas como que "es evidente que todos queremos pararles los pies a (Vladimir) Putin y que la guerra termine cuanto antes, es un consenso absoluto. La clave es hacerlo de la manera más eficaz y desde nuestro punto de vista, contribuir a la escalada bélica no va a resolver antes el conflicto y puede llevarnos a un escenario completamente incierto y muy peligroso de conflicto mundial". Lo malo es que los ucranianos que mueren cada día no puede esperar, y merecen al menos todo el apoyo que se pueda prestar a su resistencia.

 

Pero parece que dentro de Podemos ni siquiera están de acuerdo entre sí. Porque el presidente de su grupo parlamentario Jaume Asens, apoyaba el envío de armas, aunque dentro del marco de la UE, entendiendo que era justo que la comunidad internacional ayuda al país agredido, por lo que echó un capote al presidente del Gobierno, pero sin apoyar la implicación directa de España en el envío de material de guerra, como parece que ahora se hará. Veremos. @mundiario.

España se suma al apoyo militar directo de otras naciones europeas a Ucrania
Comentarios